• basadoenhechosimaginarios@hotmail.com

Category Archive: Escribir

Balance mensual nº6 (junio de 2017)

Parece que hemos despegado. De no escribir a nada a, por lo menos, continuar donde nos habíamos quedado. La novela ha tenido un pequeño giro de argumento pero que ha sido determinante para terminar de configurar la personalidad de un personaje. Un pequeño paso, esperemos que vengan muchos más.

Balance mensual de junio de 2017

Un poquito más a la saca.

Worldbuilding (I): Geografía y poblaciones

Un personaje empieza en su pequeño pueblo medieval. Es un chico más, eso parece. Resulta que un mago le dice que es el Elegido. Se junta con un variopinto grupo de personajes estándar. En una taberna, por supuesto. Viven aventuras. Salvan al mundo. Y a la chica. Y el secundario cómico muere. Ahora es un héroe y le coronan rey de algún lado.

Los lectores han leído esa novela demasiadas veces. O, al menos, han visitado ese lugar. Es tiempo de cambios. Estos pueden producirse en la trama y en los personajes, desde luego. Pero como esto es fantasía y ciencia ficción quieres que tu novela se distinga de las demás. Es hora de salir de la Edad Media (o el Imperio Galáctico) como escenario y pensar en otra ambientación. Como escritor de fantasía y ciencia ficción debes buscar el equilibrio entre lo familiar y lo extraño, para que preparando el worlbuilding de tu novela no le des “más de lo mismo”.

Worldbuilding en una novela de fantasía o ciencia ficción

Sanderson afirma que lo más importante en la mayoría de las novelas son los personajes (especialmente en fantasía épica). Algunas veces, minoría, es la trama (ciencia ficción, principalmente). Pero nunca el worldbuilding, construcción de mundo, es lo más importante. Sin embargo, el worldbuilding es lo que diferencia a la fantasía y la ciencia ficción de los demás géneros. Es lo que lo hace único. Los lectores se adentran en la historia buscando un escenario espectacular, pero seguirán leyéndola gracias a la trama y los personajes. Así que el gran problema de los nuevos escritores es que sobrecargan su worldbuilding en busca del mundo más asombroso que puedan imaginar. En este artículo encontrarás unas nociones básicas sobre geografía y población, pero ten siempre presente que no debes sobrecargar la novela.

Worldbuilding

Vamos a construir nuestro mundo. Fuente

Balance mensual nº5 (mayo de 2017)

Junio ya está aquí, para mi vergüenza. Entre oposiciones, trabajo y un curso de corrector de textos apenas he escrito nada. El balance mensual que ofrece mayo es el peor registrado (y, seguramente, también el no registrado) y espero que no se vuelva a repetir. Porque a este ritmo no se consigue nada.

Balance mensual mayo de 2017

Mucho planificar, mucho preparar, pero poco hacer en realidad. Así ha sido este mayo de locos en el que la vida real se me ha comido casi todo el tiempo. Ni blog, ni novela. En fin, habrá meses mejores.

Punto de vista en una novela

Junto con la prosa, que veremos en otro artículo, el punto de vista va a determinar la diferencia entre un escritor profesional y un inexperto. No hablo de qué tipo de punto de vista utilizas, sino cómo lo usas y si estás respetando sus normas. Desde la primera línea estableces un pacto con el lector. ¿Quién es el narrador de tu historia y por qué debería escucharle?

Los puntos de vista

Un punto de vista es el lugar desde el que se narra la historia. El lector es quién percibe la historia pero es el narrador quién pone las palabras frente a él. Por eso es esencial marcar desde un principio quién está contando la historia, dejarlo bien claro y no romper con esa regla establecida desde la primera página para no confundir al lector. Es importante mantenerse firme en esa elección a menos que exista una razón verdaderamente buena para no hacerlo. En términos literarios, existen tres posibles puntos de vista: primera persona, tercera persona limitada y tercera persona omnisciente. No hay más. Si vas a escribir una novela nunca utilizarás la segunda persona.

El punto de vista según Brandon Sanderson

Esta es la cara que pone Brandon Sanderson si le sugieres escribir en segunda persona. Fuente.

Antes de entrar en materia es necesario hablar sobre los tiempos verbales. Existen dos: el presente y el pasado. Un libro nunca se escribe en tiempo futuro, y hacerlo no te convierte en alguien innovador, porque ese libro es un desastre incluso antes de ser escrito. En lo que respecta al presente y al pasado, son bastante intercambiables. Cada autor tiene preferencia por uno u otro. Aunque, en general, el pasado se utiliza en narrativa de ficción mientras que el presente es más abundante en la no ficción (ensayo, por ejemplo) y en los géneros adolescentes.

Balance mensual nº4 (abril de 2017)

¡Mayo! Otro mes que ha quedado a nuestras espaldas, queridos lectores, y es hora de que os ponga al día de cuál ha sido el balance mensual de este abril de 2017. Como habéis podido ver, he cumplido mi pequeña promesa de leer y ha habido alguna reseña.

Balance mensual de abril de 2017

Balance mensual de abril de 2017

Este ha sido un mes especial por dos razones. En primer lugar, me he unido a un grupo de escritura en mi ciudad de Zaragoza. De momento solo llevamos una reunión y hemos compartido poco menos de cinco páginas de cada una de nuestras novelas. Pero la cosa apunta buenas maneras. Es agradable recibir críticas constructivas de otros escritores. En segundo lugar, he terminado el primer borrador de mi noveleta El Cirujano, que será el preludio de la saga Hijos del Cirujano. Hacía tiempo que estaba buscando la famosa novela gratis con la que abrirme hueco en el mundo de los libros electrónicos. Creo que El Cirujano cumplirá la función, es breve, es directa y se lee gratis.

Balance mensual de abril de 2017

Entremos ya en materia y hablemos de cifras, que este mes han sido menores al frenético tecleo del precedente.

  • Artículos del blog: 14155 palabras. Han sido dos reseñas, El aliento de los dioses, mi nueva 5 estrellas de Amazon y El último argumento de los reyes, una decepción considerable. En el reciente proyecto sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción han surgido cuatro entradas. La primera sobre los ya mencionados grupos de escritura. La segunda sobre los subgéneros de la fantasía y la ciencia ficción y el público objetivo. La tercera sobre diversos métodos para planificar la trama en tu novela, incluido el sistema del mismísimo Brandon Sanderson. Y la cuarta sobre crear personajes atractivos para tu novela. Por último, en el apartado de ciencia con ficción hay una nueva entrada sobre ingeniería genética en la sección de transhumanismo.
  • El Cirujano: 13782 palabras. Y terminada. Ya estoy con su segundo borrador (que terminaré hoy o mañana) y lo dejaré en el cajón un par de semanas antes de empezar a pulir el lenguaje. Esta es la novela que presento, capítulo a capítulo, a mi grupo de escritura para que la examine. Algunos de sus consejos ya han sido tenidos en cuenta.
  • Sueños oscuros: No le he dedicado ni una sola palabra este mes, pero he seguido planificando sus escenas, reordenando los sucesos y preparando más personajes.
  • Total: El balance mensual es de 27937 palabras.

Cómo crear personajes según Brandon Sanderson

Los personajes son los conductores de tu novela. El lector conocerá la historia, el mundo y los giros de la trama a través de ellos. Serán sus compañeros de viaje. Y nadie quiere viajar con un aburrido. Tu trabajo es hacerles vivir, ser realistas y, por encima de todo, interesantes. Hay algo en ellos que les hace más relevantes que los meros figurantes, y hay que encontrar razones para ello.

Cómo crear personajes según Brandon Sanderson

Hoy toca crear personajes. Fuente

Por qué y cómo crear personajes carismáticos

Para que un personaje sea agradable al lector debe tener tres características principales: tienes similitudes con él (hombre común), ser alguien en quien te gustaría convertirte (superhombre) y son activos. Estos son los tres rasgos que un personaje debe tener. Siempre.

Una novela con buenos personajes y trama mediocre tiene muchas más probabilidades de éxito que una buena trama con personajes mediocres. La voz de las espadas, por ejemplo, pertenece en mi opinión al primer grupo. Eso no es una excusa para ser mediocre en algún aspecto, pero en este artículo utilizaremos los consejos de Sanderson para no tener personajes mediocres.

Diseñar la trama de una novela

De acuerdo con Brandon Sanderson, un libro es un triángulo donde trama, personajes y escenario son sus esquinas. Hoy hablaré del primero de ellos porque es el punto de inicio de una novela. ¿De qué trata tu historia? Esa debería ser la primera pregunta. Por eso es muy importante saber cómo diseñar la trama de una novela. En este artículo encontrarás los tipos de escritores, cómo generar tramas a partir de ideas y cuatro métodos para planificar una novela.

La Reina murió no es una historia. La Reina murió y el Rey murió de pena sí es una historia.

Cómo diseñar la trama de una novela

A la hora de contar una historia hay que ir en busca del conflicto. Todo aquello que genere relaciones entre sucesos, lugares y personas y lleve a la formulación de preguntas. Hay que buscar intersecciones entre las tres esquinas en busca de un conflicto.

Cómo diseñar la trama de una novela

Conflicto entre trama, personaje y escenario. Fuente.

Una alumna preguntó por un ejemplo de conflicto entre trama y escenario. Es el más difícil de ver. Conflicto no significa enfrentamiento. Puede ser fricción. La trama de Nacidos de la Bruma versa sobre la victoria del Señor Oscuro, así que el escenario se convierte en un lugar desolador donde llueve ceniza del cielo. Quiero ser el mejor espadachín del mundo pero soy de baja cuna y no me permiten participar en torneos (Destino de caballero). Debería funcionar.

La trama es lo que hace avanzar tu historia, capítulo a capítulo. Se debería poder resumir en una única oración.

El Señor de los Anillos: El poderoso anillo podría dominar el mundo y la única persona que puede destruirlo es un inexperto hobbit de pies peludos aficionado al té que no quiere ir a la tierra de los muertos pero debe hacerlo.

El Imperio final: Banda de ladrones quiere robar al Señor Oscuro para poder derrocarle.

En busca de una trama

Aquellos a los que se les dé bien el worldbuilding deberían buscar elementos de conflicto a la hora de generar personajes o tramas. No deberían tener problemas para encontrarlos, un brainstorming sobre las características del escenario será suficiente. Basta con situar personajes en conflicto con las particularidades del lugar. Si la religión es interesante, pon un personaje en conflicto con ella. Si es un sacerdote, en conflicto con alguien que se opone a esa religión.

Otra forma de encontrar tramas es leer libros de Historia en busca de situaciones interesantes que hayan pasado. Puedes tomar el núcleo de esa situación y construir otra a partir de ahí. Esto no es plagiar ni hacer trampas, se hace constantemente. G.R.R. Martin escribió Canción de Hielo y Fuego inspirado en la Guerra de las Dos Rosas.

Aníbal cruzando los Alpes con elefantes es una idea interesante. Se puede convertir en tu convoy espacial tratando de llegar a un planeta lejano. Busca problemas y obstáculos y ya tienes tu trama.

Libros que te hayan encantado pueden servir de punto de inicio para diseñar la trama. Es suficiente con averiguar qué es lo que más te gustó (lo que te marcó a ti, no lo que trascendió en fama) e inspirarte en ellos. Tomas un punto de partida y haces algo completamente distintoPor último, podrías usar temas habituales de otros géneros y adaptarlos al tuyo. Un golpe criminal en un mundo fantástico. Al elaborar una trama es más beneficioso mezclar varias ideas que ceñirse a una sola.

Lo que sabe el escritor y la temática de su novela

Si no sabes de qué vas a escribir no puedes tener novela. Hay escritores que saben mucho de un único tema y es el que abordan. George R.R, Martin domina la historia medieval y es lo que trata en sus libros. Tom Clancy se centra en el espionaje militar. Patrick O’Brien hizo su carrera literaria sobre la Armada Británica. Cuando sabes mucho de un tema puedes escribir ampliamente sobre él. Escribe sobre lo que te gusta al diseñar la trama, no te fuerces con un tema que no te atrae.

Por el contrario hay quienes saben un poco de todo y también hablan sobre ello. Son autores que cubren un amplio espectro de temas. Como ejemplo está Robert Jordan y el propio Brandon Sanderson.  Este tipo de escritor tendrá un problema si investigan todo ANTES de escribir, sin ni siquiera asegurarse de que acabará usando esa información. No hagas eso. Será mejor que busques alguien que te ayude con temas de ciencia aplicada a la ficción o medicina.

Lo importante, hay que decirlo, es que debes seguir acumulando conocimientos para diseñar la trama con rapidez e incluir ideas a tu novela. Sanderson señala la importancia de conocer sobre Historia, Psicología y Ciencias (si eres de ciencia ficción dura). Pero hay veces que basta con saber un poco para no sonar idiota.

Si quieres escribir space opera es suficiente con que sepas que un parsec no es una unidad de distancia.

Guías para diseñar la trama

En primer lugar hay que tener un mapa mental de lo que abarca la novela. Una buena idea si quieres planificar es abrir un documento que contenga tres columnas: trama, escenario y personajes. En cada una de ellas, añades las ideas que tienes, para luego tratar de interrelacionarlas. Si tienes problemas para rellenar los huecos lo mejor sería que uses ese documento que se llama “cosas molonas que un día tengo que utilizar” o tu cuaderno de escritor, que puede cumplir esa función.

Una vez tengas una idea aproximada de cuál va a ser tu novela es hora de empezar a diseñar la trama. Brandon Sanderson propone cinco métodos diferentes para planificar una novela. Ninguno de ellos tiene que ser seguido a la perfección. No te ciñas a un método y digas “oh, Dios mío, me estoy saliendo del esquema”. Es mejor evitar la rigidez. Y, desde luego, es posible mezclar más de uno. Analiza sus características y ventajas para que puedas elegir el que mejor se ajuste par diseñar la trama.

1. Tres Actos

El formato cinematográfico por excelencia para diseñar la trama. La historia se divide tres en partes; las conocemos bien: introducción, nudo y desenlace.

La introducción es la presentación de la trama y el personaje. Tradicionalmente esta es una parte de REACCIÓN, donde el héroe se ve involucrado en la trama en contra de su voluntad. Recuerda que quieres tus personaje sean proactivos, así que a la hora de plantear esta parte asegúrate de que tu personaje no es testigo, sino actor. Su duración ronda una tercera parte de la novela. Los planos de la Estrella de la Muerte acaban en manos de Luke Skywalker.

Entre la introducción y el nudo se produce la llamada a las armas. El momento en el que el personaje decide dejar de lado su vida ordinaria para solucionar el problema. Los tíos de Luke SkyWalker mueren.

El nudo es la parte de la trama en la que el protagonista trabaja activamente para resolver el problema pero este solo empeora. Su extensión suele ser la mitad de la novela. Acudimos al rescate de la Princesa Leia.

Entre el nudo y el desenlace es cuando la situación no puede ser peor, vamos a fracasar. Obi Wan muere y la Estrella de la Muerte se prepara para destruir a la Alianza Rebelde.

El desenlace es el momento en el que el héroe logra la victoria por el mínimo margen. O fracasa, algo que no suele ocurrir en las películas pero sí en algunas novelas. Es el acto más breve, aproximadamente una sexta parte de la novela. Luke Skywalker destruye la Estrella de la Muerte.

2. Intento/Fracaso (Try/Fail)

También conocido como escalar la montaña. Consiste en diseñar la trama en un formato en el que el personaje trata de conseguir algo y fracasa repetidamente. De este modo, le obligas a seguir adelante y ser ingenioso para descubrir nuevos maneras de resolver el problema, lo cual hace que la historia progrese.

Con este método hay un problema monumental que los personajes tratan de superar. Cada vez que lo intentan la situación empeora. El fracaso puede ser por culpa de los personajes (que no son habilidosos o carecen de información, una gran oportunidad para sacar a relucir las debilidades de un personaje) o consecuencia de que el mundo (o los antagonistas) saben reaccionar a sus acciones. Cuando se presenta un problema el personaje actúa. Entonces se ofrecen dos posibilidades.

  1. ¿Lo soluciona? Sí, pero eso genera otro problema. La idea de “la calma que precede a la tormenta”. Todo va a empeorar pero aún no lo saben.
  2. ¿Lo soluciona? No, y eso empeora las cosas.

Con cada nueva situación el escritor se plantea posibilidades en las que la situación puede complicarse y elige la que más acorde sea para su historia. La idea es que haya dos fracasos antes de un éxito, y hay que anticipar al menos tres veces cuál será la solución final al problema, para evitar un Deus ex machina. Como ejemplo, este es el formato de El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss.

3. Monomito o Viaje del Héroe

El formato clásico de la fantasía, muy criticado pero aún así muy popular. Al diseñar la trama se la plantea como una historia circular en la que un héroe ignorante regresará a casa mucho más sabio tras haber vivido una aventura. Brandon Sanderson criticó este formato en un ensayo debido a que estaba siendo utilizado tan masivamente que amenazaba con estancar el género de la fantasía. De ahí que no lo utilice. Sin embargo, sigue siendo un método de planificación muy utilizado y con considerable éxito, así que no deberías descartarlo.

Aquí hay un formato resumido en doce pasos que Sanderson explicó en su clase.

  1. El mundo ordinario: El personaje vive tranquilamente su vida y está muy satisfecho con ella.
  2. La llamada a la aventura: La trama aparece en la vida del personaje y este tiene la oportunidad de conocer un mundo más allá de su tranquila existencia.
  3. Rechazo a la aventura: El héroe no quiere abandonar su vida, se siente tentado pero prefiere ignorar la aventura.
  4. Conoce al mentor: Y es entonces cuando su aventura comienza.
  5. Primeras pruebas: Aparecen en escena los aliados, los enemigos y los primeros sufrimientos. El Héroe comienza su entrenamiento en aquello que le permitirá vencer.
  6. El mentor muere: Para salvar al héroe de una muerte segura el mentor se sacrifica y logra vencer a un terrible adversario.
  7. La situación no puede ser peor: Los Poderes Oscuros están a punto de lograr la victoria.
  8. El héroe se transforma: El protagonista descubre sus capacidades.
  9. El héroe se compromete hasta las últimas consecuencias: Llega el momento de hacer frente a la amenaza sin que importe lo que le pueda suceder al héroe.
  10. Sufrimiento: La lucha final demanda un gran sacrificio, normalmente alguno de sus compañeros morirá.
  11. El héroe vence: Usando las capacidades que ha aprendido durante el viaje logra derrotar al Señor Oscuro.
  12. Vuelve a casa más sabio: Con el mundo a salvo, el héroe regresa a su hogar más sabio y poderoso.
Diseñar la trama usando el viaje del héroe

El viaje del héroe según Brandon Sanderson. Fuente.

4. La idea de progreso: la gran tarea

Este el sistema que utiliza Brandon Sanderson. Él busca una trama que emane progresión. Que el lector tenga la impresión de que con cada página leída la historia avanza hacia su resolución. Por ello plantea un objetivo descomunal y lo divide en tareas más razonables que van haciendo avanzar la trama. En El Imperio Final el objetivo es derrocar al Lord Legislador; el método es ir sobornando a sus ejércitos, organizar una rebelión de los skaa, iniciar una guerra entre las casas nobles, infiltrarse en la Inquisición…

Sanderson planea de final a principio y luego escribe de principio a fin. Elige el final, los acontecimientos relevantes que quiere que sucedan y después averigua qué es lo que necesita para que lleguen a ocurrir. Diseñar la trama empezando por el final es muy eficaz. Primero lo hace impresionante, y luego maniobra para darle un sentido a todo eso. Algo así como un dibujo de unir los puntos.

Una variante de la gran tarea es la bomba de tiempo. Hay que lograr algo antes de una fecha determinada (nunca ambigua) o todo estará perdido. Cada nueva página lleva hacia ese final y el éxito aún parece lejano. Esto es lo que sucede en la novela de Elantris: el sacerdote tiene tres meses para convertir a todos los herejes o los ejércitos purificarán Elantris con el fuego.

5. La idea de progreso: el diario de viaje

Otra forma de lograr progresión es hacer que la novela sea una sucesión de aventuras. La historia se convierte en una sucesión de relatos/capítulos interconectados por los mismos personajes y temática. Es especialmente útil si tu novela tiene el formato de un viaje, como un grupo de aventureros recorriendo el mundo mientras una trama de gran envergadura aparece como telón de fondo.

Es importante no confundir el diario de viaje con el viaje de la fantasía. El primero es una sucesión de miniaventuras. El segundo es “debemos llegar al punto B y por el camino pasan cosas”; la diferencia es sutil, pero existe.

Diseñar la trama para entretener

El gran objetivo del novelista es entretener. Si el escritor se sienta frente al teclado y piensa que debe informar de algo no está escribiendo novela. Eso es un artículo o un ensayo, pero no una novela. El mismo error cometen quienes escriben con intención moralizante o educativa. Cuando la novela esté en manos del lector este se sentirá como si estuviera leyendo un libro para clase de Lengua Castellana: es obligatorio, me aburreEs cierto que yo también quiero contar una historia significativa pero el primer objetivo es entretener. Quien entra en una librearía en busca de una novela quiere divertirse. Si quiere que algo cambie en su vida irá a la sección de no ficción. Primero entretiene, después podrás hacer lo que quieras.

Sin embargo, si quieres hablar tratar un tema concreto en tu novela hay formas de suavizar la didáctica. Una forma de añadir profundidad a la historia es construir personajes con ideologías enfrentadas. Ninguno de ellos plano. No implica necesariamente que representen el bien y el mal. Ambos deben tener buenos argumentos para defender sus puntos de vista. Eso es instructivo para el lector y genera conflicto en la trama. Otro método es crear un personaje complejo, pero que piensa contrariamente a ti. Eso le hará más real porque te verás forzado a pensar como él antes de actuar.

Escribe UNA novela, no la saga

Aunque tengas una idea para una serie de libros contente de escribirlos o planificarlos. Al diseñar la trama procura escribir un único libro espectacular, adornándolo con todas esas ideas-que-deben-aparecer. En otras palabras, escribe el libro guay. Si finalmente le gusta al público podrás escribir secuelas y tener tu trilogía. Pero no te guardes lo mejor para el segundo libro, es posible que nunca llegues a escribirlo.

De este modo, Sanderson recomienda que al diseñar la trama escribe la novela autoconclusiva, con potencial de secuela. ¿Cómo? Dando a entender que existen otros reinos o personajes de relevancia en el mundo pero que no han participado en la trama. Si has leído Juego de Tronos (primera novela de Canción de Hielo y Fuego) te habrás percatado de que Stannis Baratheon es un personaje de importancia que se nombra en repetidas ocasiones pero no llega a aparecer hasta la segunda novela. Podrías hacer algo parecido: nombrar personas o lugares sin relación a la trama, plantando semillas para una secuela. Pero no abuses. Recuerda que tu novela debe ceñirse a la trama.

Pequeña trampa: las historias dentro del mismo mundo

Si sientes el deseo irrefrenable de continuar escribiendo sobre ese mundo al que tanto cariño le has cogido tal vez exista una forma de hacerlo sin que sea una trilogía. Puedes escribir varias novelas independientes dentro del mismo mundo, sin que haya necesidad de que estén conectadas entre sí.

Hasta aquí diversos métodos par diseñar la trama de tu novela a partir de la enseñanzas de Brandon Sanderson sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción. ¿Tienes algo que opinar sobre lo dicho? No dudes en dejar un comentario y si quieres estar al tanto de más artículos te invito a que te suscribas a mi lista de avisos.

Subgéneros de fantasía y ciencia ficción

¿Por qué los subgéneros son tan importantes al escribir una novela?

¿Quieres que tu novela la lean niños, adolescentes o adultos? Escribe sobre lo que les interesa. En esta segunda entrega de cómo escribir fantasía y ciencia ficción voy a hablar de los subgéneros de la fantasía ya la ciencia ficción. Brandon Sanderson afirma que el género literario viene marcado por saber entender a tu público objetivo. Cada segmento de audiencia tiene unas necesidades o tabús concretos que debes comprender a la hora escribir tu novela. Y es muy importante que los conozcas. Especialmente si vas a escribir una novela para niños.

Dentro del mundo editorial existe cierta terminología que hay que aprender a utilizar. La más básica hace referencia a la longitud de la novela. Se mide en palabras, no en páginas. La cantidad de palabras por página varía en función del formato de la novela o del tamaño de la fuente en los libros electrónicos. Lo único que se mantiene firme es el número de palabras. Empieza a pensar en esa unidad.

Subgéneros de la fantasía según Brandon Sanderson

Sanderson explicando los subgéneros de la fantasía. Fuente.

Después llega la categorización en subgéneros. ¿Por qué esto es importante? Porque determinará hacia qué mercado se va a orientar tu novela y qué clase de contenidos va a ofrecer. ¿Significa esto que tienes que seguir estas instrucciones? Rotundamente no. Brandon Sanderson trata de mostrar unas directrices a seguir a la hora de escribir tu novela, pero no reglas inviolables. Concerlas te perite saber cuál de esas normas quieres romper, y cómo hacerlo de un modo adecuado.

Hábitos de escritura: ideas, trabajo y apoyos

Este es el primero de los artículos sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción. Estos consejos están elaborados a partir de las clases de Brandon Sanderson en BYU. En el que estás leyendo ahora trataré los hábitos de escritura. Explicando el origen de las ideas, la importancia de la rutina de trabajo y la necesidad de apoyar y recibir apoyo de otros escritores de tu ámbito.

Hábitos de escritura según Brandon Sanderson

Los hábitos de escritura generan ideas. Y las ideas, novelas.

Hábitos de escritura

Si quieres saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción lo primero es que aprendas los mecanismos. No me refiero (o más bien Sanderson) a cómo se juntan las letras formando oraciones complejas. Sino a cómo se construye una novela. Cuál es el trabajo que tiene detrás. Los hábitos de escritura, que son la base fundamental del oficio.

Los lectores saben si un escritor es bueno o malo leyendo unas pocas páginas. Los editores pueden determinarlo en unas pocas frases. La escritura no es algo místico con lo que se nace, sino un oficio que se aprende. Por eso saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción no depende de las ideas, la inspiración o la suerte sino que depende de la habilidad. Y esta se adquiere con práctica.

Balance mensual nº3 (marzo de 2017)

¡Abril! Otro mes que ha quedado a nuestras espaldas, queridos lectores, y es hora de que os ponga al día de cuál ha sido el balance mensual de este marzo de 2017. Tengo que leer más para sacar más reseñas, pero estoy muy inmerso en escribir. Creo que eso es lo que más os interesa.

Balance mensual de palabras en marzo de 2017

Seguimos sumando

Balance mensual de marzo de 2017

  • Artículos del blog: 9062 palabras. Han sido cuatro artículos: tres para ciencia con ficción, Transhumanismo, Gobierno galáctico y Lenguaje alienígena; uno sobre consejos de escritura, Story Cubes; uno sobre mi entrada en el programa de afiliados de Amazon; y una reseña de La Piedad del Primero.
  • Relatos: 7924 palabras. Dos relatos para el reto LiterUp, Deus ex Machina y La ballena; y un relato para la antología Visiones 2017. Esperemos que haya suerte.
  • Sueños oscuros:  7865 palabras. He bajado el ritmo (aparentemente) pero ha sido debido a una situación inesperada. Uno de los capítulos iba a ser un flashback sobre la historia de uno de los personajes. Haciendo caso a una idea que me rondaba desde hace tiempo, ese capítulo he decidido convertirlo en una noveleta ya que contiene una historia autoconclusiva en sí misma. Pronto podréis echarle un vistazo.
  • El Cirujano: 11988 palabras. La mencionada noveleta nos contará la historia del descubrimiento de la Necrosis Multiorgánica y las razones que llevaron a su creación.
  • Total: 36839 palabras.