• contacto@carlosperezcasas.com

El Señor es mi pastor

No todo ha sido fácil con esta, mi primera novela, pero parece que al final he logrado publicar El Señor es mi pastor. Concebido tras escuchar una noticia en la radio, la escribí en menos de tres meses. Si tenemos en cuenta que el primer borrador tenía 135.000 palabras hablo de casi tres nanowrimos seguidos. Aquello fue una locura, especialmente porque darle el aspecto final que se merece ha costado sangre y más de un formato de novela pululando por ahí. Un error de novato que no repetiré con otras novelas.

La he maltratado, no lo negaré. Moviéndola de una plataforma a otra sin estar muy seguro de qué hacer con ella. Por fin, parece que me hice a la idea de qué había mal con ella, y la he sometido a una revisión que la ha dejado irreconocible, arrancando sin piedad casi 30.000 palabras y añadiéndole otras miles allá donde lo necesitaba. Nueva portada. Y, por fin, aquí está.

El Señor es mi pastor

Imagínate un futuro roto. Tú y todos los demás os hayáis infectados por una enfermedad genética que pudre vuestros órganos desde el momento de nacer. Si no recibes un trasplante, morirás. Pero no eres el único que lo necesita, y la muerte se ha convertido en un lucrativo negocio para prolongar la vida. ¿Cuánto estás dispuesto a pagar? ¿Qué estás dispuesto a hacer? ¿Serás la oveja en el redil o el lobo feroz?

Y cuando se vislumbre una cura, ¿quién en su sano juicio se opondría?

Sinopsis de El Señor es mi pastor

Cuando miraba hacia el futuro, la Humanidad imaginaba un tiempo de maravillas y oportunidades. El Cirujano lo arruinó todo.

Esta es una época sombría donde el tiempo y el capital son los pilares de la civilización; donde las corporaciones han ido socavando el poder de los Estados hasta doblegarlos a su voluntad y donde la vida, tu vida, ha sido hipotecada.

La Humanidad está afectada por una enfermedad genética que pudre sus órganos desde el momento de nacer. Quien no recibe un trasplante, muere. Es un mantra que se repite sin cesar: “Unos deben morir, para que otros puedan vivir”.

La muerte es el gran negocio, y las corporaciones lo saben. Hay ovejas esperando su hora, y señores que las pastorean hasta el matadero.

Los lectores han dicho sobre El Señor es mi pastor:

“No me esperaba una historia tan completa en un universo tan interesante. No solo es buena la trama sino que el trasfondo que la historia deja sobre los personajes te hace identificarte con cada uno de ellos.” 

“Los conflictos históricos humanos no sólo continúan, sino que se han exacerbado. La lucha de clases, la manipulación permitida por la falta de educación en este planeta colonizado al que se lo debe forestar y oxigenar, es el eje del problema. Me dejó con ganas de más venganza, de reparación.”

Y hay mucho más en el blog…

¿Quieres estar al tanto de reseñas, artículos o si añado más clases sobre Brandon Sanderson y cómo escribir fantasía y ciencia ficción? Te puedo enviar un correo electrónico sin ningún problema. Tan solo tienes que suscribirte a mi lista de avisos. Además, recibirás un regalo de bienvenida.