Hay novelas que se escriben para ti. Y a veces tienes la suerte de encontrártelas de chiripa. Hablo de Carbono modificado. Hacía tiempo que andaba buscando una novela sobre transhumanismo o algo similar que me sirviera de inspiración para un proyecto de novela corta que tengo en fase de gestación. En esas estaba cuando apareció Youtube. Vi el trailer de la serie Altered Carbon en Netflix y supe que tenía que verla. “Quiero que resuelva mi asesinato” es una frase con mucho gancho. Y no fue complicado descubrir que estaba basada en una novela que acabó en mis manos y ahora te muestro. Aquí está la reseña de la novela de Richard Morgan Carbono modificado. Asombrosa. 

Nota: Es la versión de Carbono modificado de la editorial Gigamesh, no el Carbono alterado de Minotauro.

Carbono modificado

Ultraviolencia y resurrección

Carbono modificado

Investiga mi asesinato, toma drogas, pega unos cuantos tiros, ve de putas, descubre secretos, salva alguna vida, ayuda a quien lo necesite, no dejes que te torturen y procura que no te maten, que tu cuerpo lo he pagado yo. Así podría resumirse lo que vas a encontrar en Carbono modificado.

La novela sigue los pasos de Takeshi Kovacs (nombre japonés y apellido checo), un soldado de las colonias de la ONU enviado a Tierra por petición de un particular que desea que se investigue su reciente muerte. La policía lo ha catalogado como suicidio. Pero el difunto (enfundado en un clon) considera que ha sido un asesinato. Y Kovacs debe aclarar quién tiene razón.

Así empieza una trama policíaca donde Kovacs sigue las últimas cuarenta y ocho horas de vida de su empleador, descubriendo un mundo imbuido en las drogas y prácticas sexuales que son ampliamente consumidas por la población. U ofrecidas como fuente de ingresos. Una economía de ruptura de toda vergüenza o tabú sobre la sexualidad, la violencia y el placer efímero. Un mundo para el vicio.

Por el camino, Kovacs encontrará adversarios y gente de intenciones ambiguas, todos con facilidad de gatillo que llenarán la novela de escenas de acción que acelerarán una novela que por sí misma ya goza de un ritmo envidiable.

Tecnología y humanidad

Es difícil quedarse con un solo elemento de esta novela y decir “es lo que más me ha gustado”. Los personajes, los escenarios, la narración absorbente y los diálogos afilados son una parte esencial del buen sabor de boca que me ha dejado. Pero voy a ir a lo que de verdad me ha marcado, la tecnología.

Con la sombra de mis artículos de ciencia con ficción planeando sobre la lectura, Carbono modificado me ha dado todo lo que yo esperaba en una novela de ciencia ficción: tecnología increíble y su efecto sobre la sociedad. ¡Basta de decorado inútil! No se trata de una novela tramposa que utiliza la ambientación para diferenciarse de otras novelas de distinto género. Aquí la ambientación es la novela. Si existe una tecnología, el autor se ha esmerado en que los personajes se hayan adaptado a la nueva realidad.

Y aquí llega uno de los puntos que hacen de esta novela una de las buenas: las migas de pan. O eso que llaman los expertos de foreshadowing. Anticipar lo que va a suceder. El autor va colocando elementos, objetos y personajes a lo largo de la novela que terminarán por jugar un papel esencial en la resolución del rompecabezas. La decoración de Carbono modificado se convierte en una parte funcional del argumento de la novela. Lo cual despierta muchas simpatías en mi yo lector cuando descubres que habías pensado lo mismo o el autor te sorprende con un giro inesperado pero comprensible. Muy, muy bien.

La violencia explícita en Carbono modificado

Esta es una novela violenta. Y lo es precisamente porque la posibilidad de ocupar una nueva funda cuando la tuya ha muerto ha convertido la muerte en un mero accidente económico. Eso ha generado una cultura más tolerante hacia la muerte y la tortura, aunque sigan siendo crímenes por los que se debe pagar. Este no es un universo sin ley, sino que tiene su propio código penal y fuerzas policiales que cumplen con su trabajo aunque sean “la pandilla más chunga del barrio”. Pero es mucho más violento y la sangre es recurrente.

Y claro, hay un montón de armas.

Muchos secundarios con buenas personalidades

Kovacs es el protagonista. Simpático pese a su vertiente vengativa y un poco psicopática. Poco paranoico para la cantidad de peligros a las que se enfrenta. Y acostumbrado a joder a gente con mucho poder. Es muy humano pese a que ha sufrido un riguroso entrenamiento militar que le hace tener poco respeto por la vida de sus enemigos. Y su voluntad flaquea como la de los demás ante la tentación. A veces pienso que hace un poco las cosas por ver “si es capaz de hacerlas”, actuando un poco por instinto y metiéndose en problemas. Un maestro de la improvisación. Un tipo ameno. Pero claro, tengo que hablar de los secundarios.

Takeshi Kovacs en Carbono Alterado

Cada uno tiene su función en la novela. Eso es lo que más me ha gustado de ellos. La mayoría están enmarcado en un rol clásico, pero tienen algún toque llamativo que permite diferenciarlos de los demás. En este el autor también hace un buen trabajo, al facilitar un detalle cerca de su nombre para que el autor recuerde rápidamente de qué personaje se trata. Punto a favor en este aspecto. Especialmente en una novela que tiene abundancia de personajes.

Los mejores personajes de Carbono modificado

Me ha encantado tanto la teniente Ortega con su mala hostia y actitud de “a mí no me jode nadie”. Miriam Bancroft (esposa del suicida/asesinado) también puntúa con su trato condescendiente haca quienes no tienen trescientos años de edad como ella (claro, cuando tienes dinero puedes tener cuerpos jóvenes eternamente). Pero la IA que hace de hotel Hendrix es francamente soberbia, pues tiene un curioso código de lealtad basado en quién está hospedado en su hotel que despierta todo mi cariño. También tendremos villanos a distintas categorías, desde secuaces prescindibles a maestros asesinos, pero todos con un comportamiento racional. Nadie quiere morir si puede evitarlo.

¿Recomiendo Carbono modificado?

Por supuesto. Sin ninguna duda os animo a que leáis esta novela porque es algo asombroso que no deja indiferente. Tanto por el planteamiento y como por la forma tan humana de retorcer la tecnología y las normas sociales. Además, estaría bien que os sorprendiera con su narrativa antes de que Netflix os cuente la versión adulterada para la televisión. Otra novela que va a mi categoría cinco estrellas. Si quieres leerla, aquí te dejo un enlace a Amazon y otro a Lektu.

 

Carbono modificado

¿Quieres estar al tanto de otras reseñas, artículos o si añado más clases sobre Brandon Sanderson y cómo escribir fantasía y ciencia ficción? Te puedo enviar un correo electrónico sin ningún problema. Tan solo tienes que suscribirte a mi lista de avisos. Además, recibirás un regalo de bienvenida.