• contacto@carlosperezcasas.com

Horizonte Rojo, de Rocío Vega (Vol. 1-3)

Horizonte Rojo, de Rocío Vega (Vol. 1-3)

Siempre es agradable encontrarse sorpresas que te alegran el día. El género de la erótica nunca me ha atraído demasiado, no es lo que busco al leer una novela. Es por eso que el primer volumen de Horizonte Rojo había estado tanto tiempo en mi kindle, esperando a ser leído. ¿Ciencia ficción? Eso me mola. ¿Erótica? No tanto. Por lo que estoy para darme latigazos por haber tenido esta joyita cogiendo polvo digital. Y ahora me alegra haber descubierto a Rocío Vega como una autora a seguir los pasos si va a escribir ciencia ficción así de divertida.

Tiros y sexo, esto es Horizonte Rojo

En esta novela la trama no es enrevesada en absoluto. Ni puede ni quiere. Horizonte Rojo está escrito en formato de noveleta (20.000 palabras como máximo) y ahí no hay espacio para subtramas. Rocío Vega ha ido a contar una historia sobre Rea Kerr, líder de un grupo de mercenarios (Horizonte Rojo) que se gana la vida con negocios algo turbios y tirando de gatillo más de lo que la protagonista querría. Y, en sus ratos libres, ven qué pueden hacer para pillar cacho.

Un lenguaje crudo y directo

¿No lo he dicho ya? Aquí se viene a pegar tiros, cobrar por el trabajo y follar todo lo que se pueda. Con esa premisa no hay tiempo para florituras en el lenguaje ni doctores en Filología. Los insultos están a la orden del día. Los diálogos son de frases cortas y las descripciones tienen lo necesario para que el lector voraz se imagine los escenarios mientras sigue leyendo.

El camorrismo reinante en la noveleta me encanta. Como todo está escrito desde la perspectiva de Kerr queda claro que la autora se ha metido muy bien en la mente de su mercenaria. Y todo lo que describe lo hace desde el punto de vista de quién está siempre cabreada, borracha o las dos cosas al mismo tiempo. Hacía falta un personaje así entre mis lecturas. Kerr es el tipo de persona con quien no querrías juntarme, pero que te atrae lo que hace.

Escaso worldbulding

La verdad es que Rocío Vega no se ha complicado la vida. “¿A todo el mundo le gusta Mass Effect? Pues me hago un universo que se le parezca”. Ha ido a por la space opera sin darle mucho al coco sobre worldbuilding, al menos en lo que ha sociedad se refiere. No obstante, ha ido al grano: motores antigravedad, escudos cinéticos y algún que otro juguete. Y alienígenas descritos con un color y un rasgo. El resto queda a la imaginación del lector. Mi escritor interno me decía que aquí faltaba algo. Pero lo cierto es que esta brevedad encaja perfectamente en este formato de noveleta, centrándose en la acción y los personajes.

Con Horizonte Rojo no necesitas marcapáginas

Esto se lee solo. Al ser un formato de novela corta, y tener un ritmo tan marcado por la personalidad de Kerr, tendrás en tus manos algo cuya páginas se pasan al pestañear. Horizonte Rojo es muy divertida y no me sorprende en absoluto que esté gustando tanto. Ni que Rocío Vega nos ofrezca más y más historias sobre Kerr y su banda de mercenarios.

La pega de la novela por fascículos

Es el único fallo que le veo a esta historia. Está dividido en tres noveletas conectadas entre sí. Y por mucho que trato de excusarlo no veo la forma de aventurarme y decirte “No hace falta que te las leas todas. Cada una va por separado”. No es cierto. Hay que leer la primera, la segunda y la tercera. Si no la historia queda colgando. Las tres juntas suman algo así como cuarenta mil palabras (podría ser un NaNoWriMo) por lo que no me explico para qué dividir en tres y hacer que el lector adquiera tres libros. Esto en el formato digital es una carga (de seis a nueve euros por los tres ebook), pero como la edición en papel incluye las tres noveletas basta con que adquieras esa para que puedas disfrutar de Horizonte Rojo.

Porque… ¿recomiendo Horizonte Rojo?

Encarecidamente. Sí. Es más, hace poco estaba pensando que este año había leído pocas novelas independientes que fueran buenas. Y de repente aparece esta. Horizonte Rojo es francamente divertida y si se leen los tres volúmenes (en cinco días la he acabado yo) deja un buen sabor de boca y ganas de más.

Hay momentos de lujuria y momentos de humor, todo ello aliñado con una buena ensalada de tiros. Por ello voy a meterla en la categoría cinco estrellas. Porque se lo merece. Si tienes interés en leerla, aquí te dejo un enlace para que puedas hacerlo.

¿Quieres estar al tanto de otras reseñas, artículos o si añado más clases sobre Brandon Sanderson y cómo escribir fantasía y ciencia ficción? Te puedo enviar un correo electrónico sin ningún problema. Tan solo tienes que suscribirte a mi lista de avisos. Además, recibirás un regalo de bienvenida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Carlos Pérez Casas

Carlos Pérez Casas nació en Zaragoza en 1989. Máster en Historia Contemporánea por la Universidad de Zaragoza. Es profesor, escritor y corrector ortotipográfico. Autor de dos novelas (El Señor es mi pastor y El alguacil) y, por el momento, fiel participante de NaNoWriMo.

Deja tu mensaje