• contacto@carlosperezcasas.com

Archivos de la etiquetas Autopublicado

Horizonte Rojo, de Rocío Vega (Vol. 1-3)

Siempre es agradable encontrarse sorpresas que te alegran el día. El género de la erótica nunca me ha atraído demasiado, no es lo que busco al leer una novela. Es por eso que el primer volumen de Horizonte Rojo había estado tanto tiempo en mi kindle, esperando a ser leído. ¿Ciencia ficción? Eso me mola. ¿Erótica? No tanto. Por lo que estoy para darme latigazos por haber tenido esta joyita cogiendo polvo digital. Y ahora me alegra haber descubierto a Rocío Vega como una autora a seguir los pasos si va a escribir ciencia ficción así de divertida.

Tiros y sexo, esto es Horizonte Rojo

En esta novela la trama no es enrevesada en absoluto. Ni puede ni quiere. Horizonte Rojo está escrito en formato de noveleta (20.000 palabras como máximo) y ahí no hay espacio para subtramas. Rocío Vega ha ido a contar una historia sobre Rea Kerr, líder de un grupo de mercenarios (Horizonte Rojo) que se gana la vida con negocios algo turbios y tirando de gatillo más de lo que la protagonista querría. Y, en sus ratos libres, ven qué pueden hacer para pillar cacho.

Prisioneros del futuro

Continúan las aventuras de todopoderoso Chaka, Quehevi, Bárbara y el amplio abanico de secundarios. En Prisioneros del futuro el desesperado salto hiperlumínico para escapar del moribundo planeta Hades ha originado una brecha temporal que ha llevado a nuestros aventureros al futuro. Un futuro donde los treyanos están a un paso de conseguir la dominación sobre la Galaxia. Y eso no es lo peor, pues la IA conocida como Enjambre tiene sus propios planes. ¿Cómo salimos de esta angustiosa situación?

¡Combates espaciales!

¿Dónde y cuándo está Chaka?

Prisioneros del futuro continúa donde lo dejamos en Proyecto Armagedón. Jugar con el espacio-tiempo puede tener consecuencias un tanto peculiares, especialmente cuando no te lo esperas. Así que, de repente, los personajes se encuentran atrapados en un futuro que no es precisamente alentador y harán todo lo posible por escapar de él; lo cual se presenta en dos vertientes. Chaka, Bárbara y los demás se encuentran ante la disyuntiva de ayudar a ganar una guerra ya perdida para dar un giro a los acontecimientos de ese futuro o limitarse a encontrar una forma de regresar a su propia línea temporal. ¿Altruismo o supervivencia?

Este dilema está muy bien representado en Bárbara, que se lleva el protagonismo de la novela, pero hace desmerecer a otros personajes, especialmente Chaka, que, pese a notables participaciones, pierde su esencia granuja en esta novela y queda claramente apartado a un segundo plano (no lo negaré, es mi favorito).

He entrado en el programa de afiliados de Amazon

Bien, solo quiero notificar que he entrado en el Programa de Afiliados de Amazon. Y de propina en el de Lektu. Lo he hecho porque tras leer un artículo de Ana González Duque sobre cómo monetizar el blog considero que ya iba sendo hora de profesionalizarme. El programa de afiliados es el paso más lógico, ya que hago muchas reseñas de las novelas que leo. Ya veremos si en un futuro avanzo a otras materias.

¿Qué es un programa de afilados?

Dado que hago reseñas de lo que voy leyendo y casi todo lo que compro es a través de Amazon y Lektu (mayormente en ebook, aunque también en papel), he decidido apuntarme al programa de afiliados. ¿Qué es esto? Una forma de llevarme una comisión (el 7%) de los libros que compráis si habéis hecho clic en los enlaces de mi web. Es decir, al final de cada reseña habrá un enlace de comprar por si os ha picado el gusanillo. Esto os lleva a la página de compra. El precio se mantiene, así que no pagarás más, pero de la comisión que se lleva la plataforma yo obtengo ese 7%. Es decir, quien “pierde” es Amazon o Lektu, pero es una herramienta de publicidad. Por eso la usan.

11,4 sueños luz

El negocio del ocio

Esta va a ser difícil de analizar. Lo digo muy en serio porque 11,4 sueños luz es una novela diferente. No para bien, no para mal. Sencillamente es distinta. No tiene un etiqueta única para asignarle pues aunque es ciencia ficción coquetea con otros géneros que gustan a los lectores de ciencia ficción. Es el producto de alguien que quería volcar muchas de sus inquietudes literarias en un solo volumen y ha dado, como resultado, con una novela que mezcla ciberpunk, novela negra, fantasía y space opera. Me satisface el resultado.

En un París sucio y decadente…

Es mucho lo que concentra 11,4 sueños luz entre sus páginas y puede pillar desprevenido a cualquiera que no esté muy atento a la lectura. Así que recomiendo leerla sin demasiadas prisas. Un poco hoy, otro poco mañana, y así descubrimos que futuro se ha imaginado el autor.

Proyecto Armagedón

Better, bigger, cooler

Tras haberme quedado una muy buena impresión de Traición en el Gran Consejo he continuado con la saga de ciencia ficción blanda escrita por Miguel Ángel Alonso Pulido, que ha repetido formula de éxito con Proyecto Armagedon, la cual mejora a su predecesora al tiempo que mantiene cierta frescura que las segundas partes tienden a perder. Esta vez no. Esta vez todo mola más.

Miguel Ángel sigue mejorando su propio estilo, reforzando esos aspectos que le caracterizan, como son el ritmo y el cliffhanger y minimizando (u ocultando) esa ingenuidad científica que le golpeaba en La cosmonave perdida. También ha mejorado mucho a los personajes, arrancándolos de la estática y dotándolos de progresión. Se nota que se siente cada vez más a gusto con su exageradamente entretenido universo de ciencia ficción. Este libro me ha confirmado que he hecho bien en leer todo lo que Miguel Ángel ha ido publicando (si no me había dado cuenta ya).

La que se va a liar…

Traición en el Gran Consejo

Chaka is back, losers!

Miguel Ángel nos trae Traición en el Gran Consejo, la primera entrega de su trilogía La amenaza treyana, una historia sobre conspiraciones y pequeños héroes en un universo donde dos potencias enfrentadas están a punto de poner fin a un largo período de tensa paz. Una novela de ciencia ficción en la que la política y los bajos fondos van de la mano a la búsqueda de respuestas. Ya comenté que Miguel Ángel podía hacerlo mejor. Aquí está la prueba.

Sigue las migas de pan

Un universo estándar

Miguel Ángel no se complica la vida con un excesivo worldbuilding. La Unión Galáctica de Planetas está enfrentada a la Mancomunidad Treyana (gobernada por agresivos insectos carnívoros), motores hiperlumínicos, algo de antigravedad, rifles láser y ciertos planetas tecnológicamente atrasados… No hay originalidad; sin embargo, es una ambientación fácilmente identificable y permite al autor ahorrar páginas de descripciones en las que configura el universo que ha creado para entrar directamente en materia y colocar a los personajes en las situaciones en las que tendrán que desenvolverse.

Vórtice

Una novela rarísima, pero muy disfrutable

Vórtice es una novela que me resulta difícil de clasificar. Techno-thriller sería la denominación más aproximada para lo que es una novela de aventuras en la que se mezcla la tecnología. Sin embargo, las iniciales reflexiones acerca de la existencia y los límites del “yo”, así como la presencia de un protagonista nada llamativo (un pobre y simple oficinista estándar) le conceden un aire curioso que aproxima la novela a una escala de la reflexión de lo que somos y lo que otros nos consideran.

Es como si no tuviera ningún control sobre mi vida

Araneida, fortaleza de deseos

Sumérgete en la tristeza

Araneida es una novela de fantasía oscura, una visión trágica y angustiosa de los mundos de los cuentos de hadas. Es una lectura sorprendente que te hace preguntarte qué está pasando exactamente y te invade (sí, te invade) con el deseo de seguir leyendo. Un cuento oscuro de brujas y peligrosos deseos, de la infeliz búsqueda de la felicidad y la constante inseguridad de sentirse frágil y desprotegido contra fuerzas que no podemos controlar.

Paga el precio de tus sueños

Las páginas, de una en una

No estoy seguro de cómo reaccionar ante este libro. Me ha gustado, sin duda; pero no puedo terminar de entender por qué. Es un libro denso, aunque no en el sentido de hacerse aburrido, sino fatigoso. La lectura del libro parece una densa capa de niebla que hay que ir atravesando. Luchas contra los elementos. Sientes la necesidad de avanzar, quieres avanzar porque deseas saber más pero esa niebla hecha de palabras lucha contra tus esfuerzos. Es una agradable pesadez: sentir que cuesta avanzar a través de las páginas. Jamás me había pasado con ninguna novela. Se lee despacio, pero tu esfuerzo se verá recompensado.

Cazador y presa

Cinco pelado

Se nota que Cazador y presa es una primera novela, con fallos visibles y algunas inconexiones. Pero no es menos cierto que evidencia un gran potencial para Ana Katzen, que está tanteando el terreno en busca de su voz narrativa. Y está muy cerca de encontrarla. Es por ello que anticipo que la continuación de la saga será mucho mejor.

Sí, lleva una pistola

La cosmonave perdida

Breve y entretenido, no hace falta más

Sin grandes aspiraciones filosóficas sobre la trascendencia de encontrarse con una inteligencia desconocida, La cosmonave perdida nos sumerge en una historia de acción con toques de misterio en formato de novela corta. Leer rápido, disfrutar rápido.

Exploremos un poquito este universo

Todo gira en torno a una nave…

El núcleo de la trama es el descubrimiento de una cosmonave perdida mucho tiempo atrás y que Chaka Gutionov, adorable y codicioso contrabandista piensa reclamar como premio. Mientras soluciona el papeleo legislativo, con ayuda de un memorable policía/abogado de aspecto aracnoide, dos personas más se ven implicadas: una exploradora que afirma que la nave es propiedad de su gobierno y un político que ya había estado antes en esa nave. Una nave que vio destruirse.

El misterio que rodea al pasado y el presente de esa nave es la trama de esta pequeña novela que, aunque predecible en muchos puntos resulta tremendamente amena. En cierto modo, y con satisfacción por ello, recuerda a la primera parte de Los viajes de Tuf.