Ventajas de contratar un redactor de contenidos

◁ Ventajas de contratar un redactor de contenidos (al menos una vez)

He de reconocer que soy de esas personas que son reacias a «pagar por lo que en realidad puedo hacer yo». Quizá no quiera gastar. Quizá siga esa máxima de «si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo». Lo importante aquí es que nunca fui favorable a eso de contratar un redactor de contenidos freelance para que me metiera las narices en mi querida web. Sin embargo, como todo en la vida, hay que probar antes de juzgar.

Contratar un redactor freelance para tu blog

Hoy hablaré de pagar a otros para que escriban por ti (en tu blog, que tus novelas te las tienes que escribir tú).

Si estás leyendo este artículo es posible que estés pensando en contratar un redactor de contenidos, bien porque ya sepas un poco de qué va el asunto (pero aún no te has decidido), o bien porque consideras que tu página web necesita un empujón en cuanto número de artículos. O quizá te dé pereza y prefieras pagar a escribir por tu cuenta. Al menos en la web.

Pues bien, todas esas son razones válidas para comprar textos de terceros siempre y cuando el resultado final te enseñe una lección: lo importante no es escribir, sino escribir bien.

Ventajas de contratar un redactor de contenidos

A ver, a ver. Sé que tú te dedicas a escribir y parece «trampa» que recurras a un tercero para que meta las narices en tu blog. Pero recuerda que aquí estoy hablando de probarlo una vez. Y si lo propongo es porque hay tres ventajas al contratar un redactor freelance.

  • Aprendes cómo redactar textos sugerentes
  • Esos textos posicionan mejor en Google que los tuyos
  • Aumentas la temática de tu blog

1. Puedes aprender de un redactor de textos freelance

Hay un arte oculto en cómo redactar contenido que le guste a los lectores (los de la web, que lo creas o no son distintos a los de tus novelas). Y aunque es posible aprenderlo mediante ensayo y error (lo que yo mismo he hecho) quizá sea mejor «ir a clase» y los redactores de blog son unos profesores apropiados de los que aprender.

Dos o tres textos que escriban para ti te servirán para aprender sobre cómo componen el párrafo inicial y luego desarrollan la idea de forma breve y concisa.

2. Contratar redactores SEO para posicionar tus artículos

Es posible que lleves poco tiempo en esto de redactar para tu página web y no sepas muy bien por dónde van los tiros. Aunque sepas que el SEO existe y se basa en palabras clave y cosas así. De modo que puedes hacer un experimento: busca una palabra clave sobre la que quieras escribir y contrata un redactor para esa keyword.

Después, revisa lo que te entrega y analiza dónde la ha colocado, su estructura de encabezados y los sinónimos que ha utilizado. Luego utiliza esa valiosa información para redactar tus propios textos o modificar los que ya tienes publicados.

3. «Escribes» artículos de temas que no dominas

Seamos sinceros en algo esencial: no todo el mundo posee los mismos conocimientos. Hay gente que sabe mucho de un tema y poco de otros. Eso se aplica tanto a ti como al resto de los mortales. Por lo que hay que entender dos aspectos:

  • Hay contenidos de tu web que NO debería redactar un tercero.
  • Existen artículos que sería RECOMENDABLE que te los escribiera otro.
Contratar un redactor de contenidos para que hable de líneas de metro
Mi novela trata sobre criaturas subterráneas, pero no sé nada sobre las líneas de metro más largas del mundo.

En primer lugar, si tienes una web de autor dedicada a escritores, como es mi caso, los consejos de literatura es mejor que no los dé un tercero (a menos que tengas la certeza absoluta de que esa persona domina el tema). Recuerda que esa gente redacta textos comerciales/informativos no novelas de las que ha aprendido cómo hay que describir o elegir el narrador.

Sin embargo, hay temáticas que interesan a tus lectores que tal vez no domines. Si tienes una web sobre novela romántica ambientada en la época victoriana es posible que quieras contratar una redactora de contenidos sobre moda y vestidos antiguos.

Una de las mayores ventajas de los servicios de redactores es que la amplia oferta disponible (lo que puedas escribir tú versus lo que pueda escribir cualquiera los miles de freelancers que hay por el mundo) te permite localizar expertos en una materia concreta y conseguir un magnífico artículo para tu web.

¿Dónde y cómo contratar un redactor de contenidos?

En Internet, por supuesto. Ahí está el público al que quieres alcanzar con tu web, por lo tanto también allí encontrarás a los vendedores en busca de clientes, entre ellos los redactores de textos seo optimizados. Como todo lo que rodea a Internet (y especialmente al buscador de Google) hay que saber dónde mirar en ese vasto horizonte de ofertas.

Comprar textos en webs de marketing de contenidos

Aquí el abanico de posibilidades es enorme. Desde la opción de empresas que se dedican a eso hasta los redactores freelance, algunos en plataformas de servicios y otros con web propia. Otra cosa no, pero opciones donde elegir para contratar redactores para tu blog tienes unas cuantas bastantes muchas.

Las de siempre: Publisuites, Freelancer, Buyatext…

Publisuites es posiblemente el más famoso en el mundillo de contratar redactores de textos. Al menos en español. Además, tiene una interfaz muy sencilla.

Buyatext va directo al grano con lo que ofrece: redactar textos para tu página web, bien sea artículos únicos como paquetes de contenido. Además cuenta con una opción para revisar lo que ya has escrito en la web y ver qué palabras clave has dejado en el olvido.

Freelancer, al igual que Publisuites, es una web donde los usuarios ofrecen sus servicios. El asunto aquí es que la especialidad de cada freelance no está acotada por la web, de modo que puedes encontrar un poco de todo, desde editores de vídeos a redactor de blog, que es lo que aquí nos interesa. Haciendo una búsqueda por palabras clave estoy seguro de que encontrarás lo que necesites y a precios razonables.

Sin embargo, para esta opción de elegir entre diversos servicios que pueden ayudar a mejorar los contenidos de tu web mi opción predilecta es Fiverr.

Fiverr, la web para todo

No hace mucho que descubrí Fiverr por casualidad. Estaba buscando un poco de información sobre cómo crear una página web de escritor cuando acabé en Fiverr. A primera vista, me pareció un supermercado digital de servicios e infoproductos. Parecía un poco caótico hasta que (al igual que pasa con Google) introduje en su buscador lo que necesitaba. Voilà! Se hizo la magia.

Es mucho lo que se puede contratar en Fiverr, pues está lleno de profesionales freelance que ofrecen todo tipo de servicios (desde diseño de logos a algo más específico como pintar tus miniaturas de Warhammer) pero lo que aquí nos interesa son los redactores de contenidos y de eso (tras filtrar un poco por los que hablan español/castellano) la web va sobrada de opciones entre las que elegir. Puedes encontrar todo tipo de redactores con amplitud de precios, métodos de trabajo y diversas especialidades a la hora de escribir. También contratar un servicio de corrección de novelas.

La propia web de redactores freelance

Por último y no menos importante está la opción del trato cercano. Aquella en la que puedes interactuar con el redactor de contenidos para explicarle bien cuáles son tus necesidades y qué clase de texto quieres para tu blog.

Es la opción más «selectiva». Esa que te inspira confianza porque le pones rostro a la persona. Apuntas hacia una página web en concreto, donde recibes amplia información sobre ese redactor o grupo de redactores y analizas los servicios que te ofrecen. Es un contacto más cercano, sin intermediarios. Ideal para contratar tu primer texto y, quizá, alguno más si el resultado es satisfactorio.

Y con este último consejo termino este artículo sobre aventurarse en emplear los servicios de un redactor para tu blog. A veces una sola vez es suficiente para saber si es lo que te conviene o no. Eso es todo. Si tienes alguna duda o quieres plasmar tu experiencia contratando redactores de contenidos en tu blog puedes dejar un comentario. ¡Nos vemos!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.