¡Vayamos a Marte para que nos consideren héroes! Demos un salto colosal en la hazaña de la exploración. Sentemos las bases de la oportunidad para quienes tienen miedo de seguir en la Tierra. Un futuro mejor nos espera en nuestro nuevo hogar. Estas son las crónicas marcianas. Esto es Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury.

Ameno y chocante

Crónicas marcianas

¿Qué haremos cuando lleguemos a Marte? ¿Conviviremos en paz con quienes allí habitan o lucharemos hasta que uno de los dos se extinga? Si nadie se nos opone, ¿construiremos en Marte un hogar mejor o añoraremos la vieja Tierra hasta el punto de imitarla? Estructuras, hábitos, cultura, miedos y pasiones del viejo mundo reproducidos en el nuevo. Con la absurda esperanza de que esta vez será mejor.

Huimos de lo que tememos, pero no podemos huir del miedo. En el nuevo planeta hay muchas cosas que no comprendemos, porque seguimos teniendo la mentalidad del terrícola. No queremos adaptarnos, sino que el mundo sea como queremos. ¡Tiene que ser mejor, siempre y cuando sea igual!

En los rojos cohetes no desembarcan colonos, sino colonizadores. ¿De qué sirve empezar una nueva vida si conservaremos los viejos hábitos? Racismo. Egoísmo. Censura. Prejuicios. Violencia. Humanidad.

Crónicas marcianas nos despierta sentimientos de melancolía por lo que pudo ser, lo que debió ser y nunca fue posible. Allí estábamos para asegurarnos nuestro fracaso. Si quieres leerlo, aquí te dejo un link de Amazon. Y cuando lo acabes, empiezas Farenheit 451.

¿Quieres estar al tanto de otras reseñas, artículos o si añado más clases sobre Brandon Sanderson y cómo escribir fantasía y ciencia ficción? Te puedo enviar un correo electrónico sin ningún problema. Tan solo tienes que suscribirte a mi lista de avisos. Además, recibirás un regalo de bienvenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.