El cuaderno de escritor: la herramienta fundamental e imprescindible

Estaba comprobando mis notas a la hora de crear una nueva escena cuando me dio por pensar en lo que estaba mirando. No hablo de lo escrito sino de lo que hay detrás. Es algo que siempre me acompaña: mi cuaderno de escritor. En ese mismo momento me paré a pensar qué sería de mi sin él…

Cuaderno de escritor

El cuaderno de escritor, y alguna otra ayuda

Allá donde fueres, apunta lo que vieres

La inspiración es algo que nos sorprende repentinamente. Es cierto que gran parte de la tarea del escritor es pulsar teclas, una tras otra, hasta conseguir un primer borrador. Pero cuando crees que estás en tu “tiempo de descanso” es cuando la inspiración aparece, ¡y necesitas capturarla! El cuaderno de escritor es ese arrugado bulto que llevas en el bolsillo del pantalón, aplastado sin piedad. No lo tratas con mucho cariño, pero lo necesitas para apuntar una idea antes de que se te olvide. Y créeme, se te olvidará.

Un cuaderno de escritor es el lugar donde plasmas las ideas que te vienen a la mente o donde imprimes la inspiración del momento. De ese mismo momento. No hay nada más frustrante que tener una buena idea y no saber dónde apuntarla. ¡Corres el riesgo de que se te olvide! La creatividad es un trabajo a jornada completa y no se detiene porque no estés preparado para recibirla. ¿Eres capaz de recordarlo todo cuando te sientas frente al teclado del ordenador? No, pues anótalo. Así podrás generar buenos hábitos de escritura.

Apunta todo

¿Tu estudio te ha recompensado con una buena nota en el examen? Anota: “Tenemos la tranquilidad de que si nos esforzamos seremos recompensados”. ¿Que un amigo cree que podrá recuperar a su novia? Apunta: “La esperanza es destructiva”. ¿Estás en un lugar que se merece su propia escena? Descríbelo. ¿Estabas perdido en un pasillo oscuro? Escribe: “En medio de la oscuridad, ¿qué guía tu camino?”. Y así, sucesivamente.

La inspiración es una amante fugaz, nos hace felices cuando llega y desdichados cuando nos abandona (esta se me acaba de ocurrir y la estoy anotando en mi bloc). La idea debe saltar de nuestra mente al papel, para que ahí fermente y repose, sea debidamente aliñada antes de añadirla a nuestra novela.

El cuaderno de escritor es, además, un ayudante a largo plazoTambién puede servirnos para almacenar ideas que todavía no sabemos dónde incluir pero que sentimos que merecen la pena ser escritas eventualmente. Quizá eso no os valga para esta novela, ni para la siguiente, pero llegará el momento de usar esa idea. El cuaderno de escritor se convierte así nuestro cofre del tesoro que espera ser encontrado.

El cuaderno de notas y la planificación

Si no está lleno de tachones, anotaciones en vertical, diagonal y tridimensional, es que algo estás haciendo mal. Tus ideas no son algo ordenado, por lo que el cuaderno de escritor no debería serlo. Sin embargo, eso no es excusa para tratar de mantener cierta coherencia. Si en una página habéis anotado un par de ideas para la novela/escena X no deberías anotar debajo ideas para la escena/novela Y. Procurad dedicar al menos una hoja completa a una única novela o conjunto de ideas. Aunque luego sea necesario ordenar lo escrito en esa hoja os permitirá organizaros mejor que si tienes que ir buscando las ideas de una novela a lo largo de cuarenta o cincuenta hojas.

El cuaderno de escritor sirve para planificar. Me es imposible plantarme delante de la siguiente escena de mi libro sin echar un vistazo a mis apuntes. Allí donde tengo apuntada la sinopsis y algunas frases lapidarias que se me han ocurrido. Y que ha llegado el momento de incluir. Enriquece tu novela con algo más que lo que se te ocurre en el momento.

Papel y lápiz en la era digital

Cierto es, no lo negaré, que tu teléfono móvil puede almacenar anotaciones; pero seamos honestos: no hay nada como el placer de abrir tu cuaderno de escritor y ser bombardeado por el medio centenar de oraciones emborronadas que se corresponden a tus viejas ideas. Todas ellas son el resultado de la inspiración que has perdido apenas una hora después de anotarlas. Esa es la razón por la que todas tus ideas deben ser escritas, porque un libro no se escribe de una sentada y las anotaciones de tu blog son los huesos que mantienen en pie a tu novela. ¿Papel? ¿Digital? Papel, siempre. Las flechas y las antes mencionadas correcciones en vertical son una parte esencial del desarrollo creativo. Dejad el higiénico formato digital para la redacción de novelas. La creatividad es amiga del caos absoluto.

Debido a la naturaleza manual (de ser manoseada) que tiene un cuaderno de escritor recomiendo encarecidamente utilizar las que son de tapa dura. Las libretas de tapa blanda tienen el encanto de que sus arrugas y desperfectos son evidencia del trabajo al que las sometemos pero pierden funcionalidad y se vuelven frágiles hasta el punto de algunas de sus hojas se desprenden y se pierden. La tapa dura os salvará de esos problemas.

¡Hazte con una!

¿Qué opináis vosotros? ¿Es el cuaderno de escritor tan fundamental como yo creo? ¿Tienes algo que opinar sobre lo dicho? No dudes en dejar un comentario y si quieres estar al tanto de más artículos te invito a que te suscribas a mi lista de avisos.