Brandon Sanderson explicando

→ 9 HÁBITOS de ESCRITURA: rutina de trabajo y apoyos

Este es el primero de los artículos sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción. Estos consejos están elaborados a partir de las clases de Brandon Sanderson en BYU. En el que estás leyendo ahora trataré sobre cuáles son los mejores hábitos de escritura. La importancia de la rutina de trabajo, y la necesidad de apoyar y recibir apoyo de otros escritores de tu género literario. Pero, por encima de todo, no perder el tiempo.

Los buenos hábitos de escritura son lo único que te convertirá en escritor

Voy a decir algo tan obvio que pasa desapercibido: si quieres escribir una novela lo primero que debes hacer es terminarla. Es una de esas cosas tan sencillas, tan evidentes, que a menudo se nos olvida. Y es la principal razón por la que puedes estar horas y horas hablando sobre consejos de escritura, o leyendo blogs como este, en lugar de invertir esas horas en escribir. Puede que lo llames «investigar», pero la realidad es que es «procrastinar». O, dicho de forma clara, «perder el tiempo».

Yo mismo, aquí y ahora, debería estar revisando mi novela Lágrimas de fuego, pero aquí me tienes, hablándote desde mi experiencia sobre todas las cosas que son perjudiciales para tu carrera literaria y alguna que te beneficiará. De modo que voy a terminar este artículo y así podré volver a lo que de verdad importa.

La necesidad de una rutina para escritores

Los mecanismos para ser un buen escritor son engranajes. Y el estado natural de un engranaje es mantenerse en movimiento. Por lo que toca hablar sobre cuál es la rutina de trabajo que una novela tiene detrás. Los hábitos de escritura, que son la base fundamental de la producción en este oficio.

Los lectores saben si un escritor es bueno o malo leyendo unas pocas páginas. Y los editores pueden determinarlo con unas pocas frases. Tú quieres pasar la primera prueba, para que al menos te tengan en cuenta. La escritura no es algo místico con lo que se nace, sino un oficio que se aprende. Por eso saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción no depende de las ideas, la inspiración o la suerte sino que depende de la habilidad. Y esta se adquiere con práctica.

1. Escribir todos los días es el mejor de los hábitos de escritura

Hábitos de escritura según Brandon Sanderson
Los hábitos de escritura generan ideas. Y las ideas, novelas.

La habilidad necesaria para ser un gran escritor se alcanza mediante el continuo entrenamiento. Años (tampoco muchos) de práctica y unos buenos hábitos de escritura te conducirán a saber instintivamente que está funcionando y qué no en tu novela. Y cuando eso ocurra tendrás más fluidez con tus textos. Por lo que métete en la cabeza que hay escribir regularmente si se quiere alcanzar la maestría.

La importancia de escribir todos los días. No recuerdo dónde lo leí pero hay una cita que dice algo así como:

Solo escribo cuando viene la inspiración, por suerte aparece todos los días a las nueve de la mañana cuando estoy frente al teclado. Clic para tuitear

Y esa es la colleja para aquellos que creen que no pueden escribir si no se sienten inspirados. Si te sientas frente al ordenador y empiezas a teclear irás creando una historia. Antes del tercer párrafo te sentirás a gusto y habrás generado nuevas ideas para escribir novelas. ¿Conoces el dicho de que el dinero llama al dinero? Pues lo mismo ocurre con los párrafos.

Si dedicas tiempo cada día a escribir acumularás palabras, que es lo que te conducirá a terminar un primer borrador. Además, hay un efecto psicológico que dice que mantener una rutina durante 21 días lo convierte en un hábito. De modo que escribir, saber que AHORA te toca escribir, es la mejor manera de terminar una novela.

2. Usa Scrivener como un buen hábito de escritura

Scrivener como herramienta para rutina de escritura.
Scrivener es la mejor herramienta para fijarte una rutina de escritura.

Para cumplir ese objetivo de escribir todos los días tienes que fijarte unos objetivos, para lo cual te recomiendo utilizar Scrivener. Ahora, los matices. Escribir todos los días no implica necesariamente escribir cada día. Seamos realistas. Pero sí es más apropiado decir que deberías escribir una cantidad estándar cada semana (5000-7000 palabras).

De este modo podría haber altibajos en la producción del día. Pero al concluir la semana te mantendrás en el nivel. Haz todo lo posible por no caer por debajo de ese límite. Cuatro o cinco capítulos también es un buen referente, y por eso voy a hablar de ello.

3. Escribe capítulos completos

Con el propósito de favorecer tanto la rutina de trabajo como la coherencia de la historia lo mejor es que escribas capítulos completos de una sentada. Si usas el formato de capítulos de 1500-2000 palabras sería idóneo, es una cifra razonable. Un capítulo por cada sesión de escritura.

Escribir un capítulo al día es una buena fórmula para mantener una productiva rutina de escritura. Clic para tuitear

De este modo podrías reformular tus objetivos a «hoy toca cruzar el río en la balsa improvisada» y «el miércoles escribiré la persecución en el mercado». Prueba diversos formatos hasta que te sientas a gusto, pero este te ayudará a mantener un calendario.

4. Visualiza la escena antes de empezar a escribir

Otro de los buenos hábitos de escritura. Cierra los ojos y piensa, ¿qué va a pasar? Si tienes dudas sobre cómo escribir una escena dedica unos momentos a apreciar el lugar, los personajes, los olores en el ambiente y el ruido de un mundo vivo. Es importante para ti que sepas qué está pasando antes incluso de que lo plasmes por escrito. Aporta cierta claridad y perspectiva a tu rutina de escritura, también ideas instantáneas.

Nada de distracciones, navegar por Internet o ver cómo el vecino del tercero tiende sus calzoncillos de Superman sin signo alguno de vergüenza. Cierra los ojos y visualiza lo que va a pasar. Solo unos minutos… entonces… empieza a escribir. Párrafo a párrafo, esa es la clave. Intenta recrear con palabras esas imágenes en tu cabeza y verás cómo te sumerges en tu propia historia y habrás escrito seiscientas palabras en media hora. Así se empieza.

5. Es mejor especializarte en un género literario

El alguacil, de Carlos Pérez Casas
Escribí El alguacil para un público diferente al mío.

Si quieres escribir fantasía y ciencia ficción eso es lo que deberías hacer. Pasarte por distintos géneros podría confundir a tu público, de modo que cíñete a uno. En fantasía y ciencia ficción tienes la ventaja de que el público de uno y otro son intercambiables en el 80% de los casos. Lo que gusta de un género también gusta en el otro.

Desde mi experiencia personal te diré que mi novela histórica, El alguacil, estaba destinado a un público muy concreto: las mujeres de mi pueblo. De modo que se vendió muy bien ahí y en muchos otros pueblos de Aragón, pero yo escribo fantasía y ciencia ficción, de modo que utilicé una variación de mi nombre (Carlos Pérez Casas frente a Carlos P. Casas) para no confundir al público (ni al algoritmo de Amazon).

También debes saber que no todos los libros son para todos los públicos existe una serie de subgéneros de fantasía y ciencia ficción a los que puedes sumarte.

Por último, que haya gente a la que no le gusta lo que escribes no es razón para dejar de hacerlo. A ti te interesa tu público. Después de todo, tú también te has encontrado con alguna novela que te parecía mierda, ¡y aun así ha sido publicada! No quieras gustarle a todo el mundo, solo tienes que hacerlo bien dentro de tu público. Sigue escribiendo, mantén tu rutina de escritura.

6. Música como parte de los hábitos de escritura

Este también uno de los consejos evidentes. Tengo una lista de reproducción a la que me gusta recurrir (y ampliar) cuando necesito algo de ambientación para la escena. Me ayudo mucho a sumergirme en lo que quiero crear. A este aspecto le dedicaré un artículo completo sobre música para escribir ciencia ficción. Por el momento, aquí se queda el consejo.

7. Aprende de otros escritores

Si acabas de llegar es obvio que no tienes ni idea de nada. Si ya llevas un tiempo, es probable que sigas sin saber de casi nada. Esto de la escritura es un no parar de aprender. No existe el último examen. Así que lo mejor es observar qué ha funcionado a otros en el mundo editorial y averiguar cómo puedes darle tu toque personal a las ideas ajenas.

Puedes aprender de los noveles y de las grandes escritoras. Todos tienen algo que enseñarte porque son mentes repletas de imaginación. Aquí un par de consejos.

Atiende a clases de escritura

Puedes recurrir a cursos profesionales, con docentes, otros alumnos y tareas hasta que aprendas el oficio de escritor. O puedes recurrir a blogs, podcast y vídeos de Youtube. El caso es que, sí o sí, necesitas aprender de los que ya saben. En este blog habrás visto que hay un poco de todo, desde consejos sobre cómo crear un mundo fantástico o cómo transformar un héroe en villano hasta artículos más específicos sobre ciencia ficción realista.

Si ves algo que te sea de utilidad, úsalo. Y, ya que estás, difunde el contenido. Lo importante es que te formes hasta que hayas desarrollado tu propia técnica.

Lo bueno de este sistema es que atender a clases implica hacer deberes. Y esos deberes se traducen en más párrafos escritos, que es el objetivo último de este artículo sobre buenos hábitos de escritura. Si atender a clases te lleva a escribir ya es razón suficiente para hacerlo.

Forma un grupo de escritores

Una opción no muy popular, aunque no comprendo por qué. ¿Por qué demonios no hay más grupos de escritores por ahí? Son extremadamente útiles.

A mí me ha resultado de mucha ayuda formar un grupo de escritores de mi mismo género con los que compartir consejos, borradores y, sobre todo, para presionarnos unos a otros para mantener hábitos de escritura. Que una amiga te pregunte «¿tienes otro capítulo?» es un buen latigazo para querer decir «sí, lo tengo». Anima a escribir, refuerza la moral y, con el tiempo, te proporciona lectores que escriben correos preguntando cuándo sale tu próxima novela. Y eso, camarada, es un chute de energía como ningún otro.

8. Procrastinar es el peor de los (no) hábitos de escritura

Buenos hábitos de escritura
¿Ves la página de Facebook al fondo? Pues ese es el problema. Fuente: Nick Morrison

Si has llegado a este punto ten cuidado, porque ya has estado un tiempo leyendo sobre buenos hábitos de escritura y aún no has aplicado ninguno. No te voy a decir que dejes de leer el artículo, pero date vidilla en terminar que tienes párrafos pendientes.

Está bien que quieras informarte, pero internet está lleno de distracciones, pop-ups y demás dibujitos en movimiento que quieren llamar tu atención. De Youtube, mejor no hablemos. Deja de perder el tiempo y haz caso al primer punto de este artículo.

9. No revises tu novela, todavía (pero revísala)

¡Mucho cuidado! Sé que estás escribiendo una bazofia, que los caballos parecen más rápidos que un jet, que alguno de tus personajes tiene tres brazos al escribir una escena de combate o que había por ahí un gato que has olvidado a partir del quinto capítulo. Esas cosas pasan. Es más, deberían pasar.

Jamás de los jamases nadie ha conseguido escribir una buena novela al primer intento. Porque la verdadera clave a la hora de triunfar en tu carrera literaria es dominar el noble y doloroso arte de revisar el borrador de una novela. Pero no puedes revisar un borrador de mierda si en primer lugar no tienes un borrador. De modo que, aunque la revisión sea esencial, ahora no es el momento. Esto es especialmente importante para los escritores brújula, que tienden a revisar una y otra vez capítulos anteriores en lugar de seguir adelante.

Revisa, sí, pero primero termina de escribir tu novela.

Consejo extra sobre los buenos hábitos de escritura: como revisar da aún más pereza que escribir vuelve a aplicarte el punto número uno de este artículo si estás en la fase de revisión. ¡Todos los días hasta que acabes!

3 thoughts on “→ 9 HÁBITOS de ESCRITURA: rutina de trabajo y apoyos

  1. Hola, en primera debo felicitarte por tu blog. Escribes bien y se nota que sabes expresar tus ideas (no como un servidor).

    ¿Quisiera saber si este tipo de curso puede servirme para realización de novelas gráficas?.

    ¿Que opinas de las «nuevas» reglas de la RAE acerca de la tilde?

    Segunda, tengo una libreta con ideas para varias historias pero no se que formato ocupar. Me gustaría poder hacer todo en animación o en cómic. Pero el tiempo requerido es excesivo y no se si mis ideas tengan el mismo impacto si estas se «leen» (novela) a si se «ven» (cómic o gráficos). Me encanta dibujar, de ahí que me cueste decidir el formato para presentar mis historias.

    Fanático de Isacc Asimov (aunque he leído 3 novelas) pero sus cuentos cortos son lo que mas me engancho de él.

    Un saludo desde México.

    1. Buenas, Jesús.

      No tengo experiencia con novelas gráficas, pero lo cierto es que el único cambio a grandes rasgos que le veo es que hay que cambiar las descripciones en prosa por imágenes igualmente poderosas. Todo lo demás (diálogos, personajes, etc.) puedes hacerlo como muestra esta guía. Especialmente en lo que se refiere a los personajes (no tienes que decir que James odia los gatos si pones una viñeta en la que patea un gato).

      Si por nuevas te refieres al «sólo» y las tildes en los demostrativos te diré que estoy cabreado, pero soy corrector de textos y debo adaptarme a ellas.

      Espero haberte ayudado.

  2. Gracias, me.ah fascinado, creo que soy un escritor granjero, antes de iniciar cursos y buscar información sobre esto, empecé a escribir y tengo varios proyectos por eso lo deduje, pero trabajaré en los finales para ser más eficaz en las novelas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.