• contacto@carlosperezcasas.com

Hábitos de escritura: ideas, trabajo y apoyos

Hábitos de escritura: ideas, trabajo y apoyos

Este es el primero de los artículos sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción. Estos consejos están elaborados a partir de las clases de Brandon Sanderson en BYU. En el que estás leyendo ahora trataré los hábitos de escritura. Explicando el origen de las ideas, la importancia de la rutina de trabajo y la necesidad de apoyar y recibir apoyo de otros escritores de tu ámbito.

Los hábitos de escritura generan ideas. Y las ideas, novelas.

Hábitos de escritura

Si quieres saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción lo primero es que aprendas los mecanismos. No me refiero (o más bien Sanderson) a cómo se juntan las letras formando oraciones complejas. Sino a cómo se construye una novela. Cuál es el trabajo que tiene detrás. Los hábitos de escritura, que son la base fundamental del oficio.

Los lectores saben si un escritor es bueno o malo leyendo unas pocas páginas. Y los editores pueden determinarlo en unas pocas frases. Tú quieres pasar la primera prueba, para que al menos te tengan en cuenta. La escritura no es algo místico con lo que se nace, sino un oficio que se aprende. Por eso saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción no depende de las ideas, la inspiración o la suerte sino que depende de la habilidad. Y esta se adquiere con práctica.

Escribir de forma regular

La habilidad necesaria para ser un gran escritor se alcanza mediante el continuo entrenamiento. Años de práctica y buenos hábitos de escritura te conducirán a saber instintivamente que está funcionando y qué no en tu novela. Métete en la cabeza que hay escribir regularmente. Tienes que fijarte unos objetivos. Eso no implica necesariamente escribir cada día, pero sí escribir una cantidad estándar cada semana (2000-3000 palabras, tal vez más si te crees capaz), con altibajos en función del día. Haz todo lo posible por no caer por debajo de ese límite.

También debes saber que no todos los libros son para todos los públicos. Si hay gente a la que no le gusta lo que estás escribiendo no deberías dejar de hacerlo. Tú también te has encontrado con alguna novela que te parecía mierda, ¡y aun así ha sido publicada! No tienes que gustarle a todo el mundo, solo tienes que hacerlo bien. Sigue escribiendo.

Tipos de escritores

Una buena forma de generar hábitos de escritura sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción es averiguar cuál va a ser el método de trabajo que más te beneficia. Aquel que te aporta mayor rendimiento por hora trabajada. No me refiero solo a establecer unos horarios, sino a saber qué te funciona mejor. Si ir a la aventura o planificar tu novela.

Se suele considerar que hay dos tipos de escritores: los jardineros y los arquitectos. Si quieres saber cómo escribir fantasía y ciencia ficción es importante conocer las escuelas. Aunque lo cierto es que todo escritor es una mezcla en distintas proporciones de estas dos fórmulas no se puede negar que hay preferencias. Y muchos aún no saben a qué rama pertenecen. O están confundidos. Yo me considero un arquitecto. Sin embargo, no puedo engañarme al verme plantar semillas en mis textos en espera de que surja una flor. No es necesario que te ciñas a una de estas variantes pero es bueno que las conozcas.

Escritores jardineros

También conocidos como escritores brújula o por descubrimiento. Engloba a aquellos autores que van construyendo su historia a medida que la escriben, sin diseñar la trama. Son entes de pura creatividad y no les gusta tener el camino marcado. Toman una idea y van desarrollándola junto a sus personajes. Es un tipo de escritor habitual en novelas de extensión más reducida aunque George R.R. Martin es un escritor por descubrimiento y su obra más conocida, Canción de Hielo y Fuego, no es precisamente una novela corta.

Ventajas:

  • Hacen crecer su historia. Al carecer de un guión siempre hay posibilidad de incluir un nuevo elemento, personaje o subtrama que enriquece la novela.
  • Sus personajes son más atractivos porque son dueños de sus vidas.
  • Son muy buenos al escribir novelas infantiles y adolescentes (Young Adult).

Desventajas:

  • Si tienen la sensación de estar siguiendo una pauta, o que sus personajes carecen de vida porque están sentenciados por el argumento, se aburren y lo dejan. En su mente el libro ya está creado y quieren otra cosa más interesante.
  • Revisan continuamente. Debido a que la historia no está diseñada nuevas ideas modificarán eventos anteriores para poder ser incluidas. Lo cual supone reescribir varias veces los primeros capítulos hasta obtener un resultado satisfactorio.
  • Deben ser muy cuidadosos con los finales porque pueden no satisfacer al lector.
  • Los grupos de escritura, que veremos un poco más adelante, son peligrosos para ellos porque la aportación de nuevas ideas suele desbaratar una historia que ya estaba en marcha. Por otro lado, son muy útiles para proponer finales para la historia.

Escritores  arquitectos

También conocidos como escritores mapa o por planificación. Construyen de antemano su historia, al diseñar el argumento, los personajes y el worldbuilding antes de empezar a escribir la novela. Son aquellos que trabajan mejor cuando saben dónde quieren llegar. Para llegar a ese punto, dividen la historia en varios pedazos y van anotando qué van a necesitar que ocurra para que todo encaje. Para ellos, la historia es la suma de sus partes.

Ventajas:

  • Sus finales suelen ser gratificantes porque estaban planificados de antemano.
  • Una vez tienen el guión preparado pueden escribir rápidamente el primer borrador gracias a la escritura previa.
  • Pueden planificar una saga literaria antes de escribir la primera novela, lo que les permite ir dejando migas de pan para utilizarlas más adelante y evitar el deus ex machina.

Desventajas:

  • Si la pantalla está en blanco no tienen ni idea de cómo llenarla. Pueden permanecer largo tiempo sentados sin hacer nada en absoluto.
  • Worldbuilding disease (enfermedad del constructor de mundos). Planifican durante largos períodos de tiempo, lo que significa que pueden pasar años creando una novela antes de ponerse a escribirla.
  • Las escenas intermedias pueden ser un poco vacías. El grupo de escritura puede ayudar con eso.
  • Sus personajes son esclavos de la trama y suelen ser menos interesantes.
  • Como han planificado tanto creen que su primer borrador es perfecto. No solucionan errores.

Tener claras las escenas más relevantes también sirve, incluso si las “estás guardando” para otra novela. Averigua si encajan en esta. Y respecto a ellas, averigua qué acontecimientos previos podrían engrandecer su importancia. Una versión más exagerada de este método es la que utiliza Kevin J. Anderson, que elabora un esquema rígido y detallado del libro, y solo tiene que “rellenarlo” de texto.

Como consejo final, Sanderson dice que los jardineros deberían tener un único punto de arquitecto, el final. De este modo podrán ir recorriendo el camino. Por otro lado, los arquitectos deberían dejar algún aspecto a la improvisación, normalmente los personajes, en busca de frescura. Es improbable que lo hagan con el worldbuilding y definitivamente no será la trama.

Las ideas son baratas

La práctica es lo que convierte las ideas en algo que merece la pena contar. Sanderson afirma que las ideas son baratas. Ellas solas aparecen una tras otra como algo que puede convertirse en grandioso. Un buen escritor puede escribir una novela extraordinaria con unas ideas simples; y alguien con ideas revolucionarias puede hacer un desastre de novela. No hay que hacer de las ideas algo sagrado que debe respetarse porque sabes que te llevarán a la novela perfecta. Error. Es importante aprender a escribir antes de empezar con tu novela perfecta. Sanderson pone como ejemplo El Camino de los Reyes.

La inspiración no es mirar una pared hasta que la idea llegue. Es el resultado del trabajo continuo. Mientras se escribe se generan nuevas ideas, que es exactamente lo uno espera como escritor. Tú escribe, las musas se sentirán atraídas por el sonido de las teclas. Los lectores pueden saber si eres bueno o malo, pero no pueden determinar la diferencia entre una escritura inspirada y una trabajada. No merece la pena esperar a que las musas aparezcan. Escribe.

Hábitos de escritura: generar nuevas ideas

Uno de los puntos esenciales sobre cómo escribir una novela es ser capaz de generar gran cantidad de ideas en poco tiempo. No obstante, puedes tener problemas para generalas, lo cual es algo común.  En realidad es tan sencillo como hacer un brainstorming, tú solo o con tu grupo de escritura, e ir seleccionando las que merecen la pena. Las que son plausibles. Otras posibilidades son recurrir a herramientas que te facilitan la tarea, para este propósito puedes utilizar los dados de Story Cubes o también a la aplicación de Retos de Escritura. Ambos proporcionan ese brainstorming que necesitas, especialmente el primero. Si eres de ciencia ficción, tal vez te interese echar un vistazo a mis artículos de ciencia con ficción en busca de ideas para tu novela.

Ya tienes algunas ideas. Cumpliendo los buenos hábitos de escritura deberías ubicarlas en tres categorías: escenario, personaje y trama. Ten presente que vas a necesitar un cuaderno de escritor donde ir almacenando ideas. Entre estas ideas algunas se descartan, otras se almacenan y unas pocas termina plasmándose en una novela. Después, trata de enlazar las que tengan una mínima conexión para crear el génesis de una novela. De este apartado hablaré en el artículo sobre diseñar la trama.

En busca de nuevos hábitos de escritura: los grupos de escritura

Por último llegamos a lo que deberías empezar a construir en cuanto acabes de leer este artículo: un grupo de escritura. Los alumnos del curso de Sanderson forman grupos de escritura. ¿Objetivo? Consultar dudas, ofrecer ayuda, aportar feedback sobre sus textos e intercambiar información concerniente al mundo editorial. Todos los miembros del grupo ofrecen algún avance de su texto (de unas mil palabras, quizá más si los capítulos son cortos) y juntos descubren cómo escribir fantasía y ciencia ficción. Además, debes escribir si no quieres que todos te lo echen en cara. La importancia de este grupo trasciende estas ideas.

El objetivo es establecer amistades con inclinaciones hacia la escritura que se ayuden unos a otros hasta convertirse en profesionales. Cuando alguien del grupo despega como escritor, ayuda a los demás. De este modo todos se benefician y, poco a poco, se convierten en lo que quieren. Un grupo de escritura es una plataforma excelente en tu carrera de escritor.

Reglas para un grupo de escritura proactivo y eficaz

Sanderson ofrece unas directrices sobre el papel de los críticos en nuestros hábitos de escritura. Algunas de las más importante son:

  • Los comentarios deben ser proactivos. Es decir, no dicen un “me ha gustado” o “es guay”. Explican por qué les ha gustado, qué les tiene confundidos y dónde aprecian errores argumentales. Hay que ser específico. Este personaje me interesa y quiero saber qué hará. No recuerdo qué era este lugar.
  • El crítico no es el autor. Cuando se encuentre algún fallo o rareza se debe indicar la reacción que se ha tenido. Hay que evitar en lo posible indicar qué es lo que crees que debería pasar, menos aún tratar de reescribir una obra ajena. Deja que el autor se ocupe de eso. Esta parte me aburre es suficiente, no le digas deberías hacer que los ninjas atacaran.
  • NO SEÑALAR FALTAS DE ORTOGRAFÍA O DE CONCORDANCIA DE GÉNERO Y NÚMERO. Resalto la importancia de este punto porque Sanderson afirmaba (y tenía razón) que los errores gramaticales terminarán por ser corregidas tras los sucesivos borradores. Lo importante aquí es cómo escribir fantasía y ciencia ficción, no gramática. Las revisiones de los compañeros deben ser sobre la trama, escenario y/o personajes.
  • El autor del texto no puede participar en la conversación. Al principio esta regla resulta sorprendente pero Sanderson explica que si el autor para “defenderse” tiene que estar explicando lo que quería decir es que no lo ha hecho bien. Además, defenderse puede llegar a condicionar la opinión de quienes critican su obra. El autor observa y aprende. Solo cuando el debate haya terminado puede hacer preguntas específicas sobre las observaciones.
  • No reescribas tu novela en base a los comentarios recibidos. Estos cambios son para el segundo borrador. Sigue avanzando.

A Sanderson no le gusta que le digas a un compañero cómo debe escribir

Tu carrera literaria está empezando

Hasta aquí el primer artículo. El próximo será sobre los géneros y subgéneros de la fantasía. Más adelante hablaré de trama, descripciones, personajes, escena, etc. Por otro lado, si quieres perfeccionar tu técnica como escritor jardinero puedes comprar Mientras escribo, de Stephen King. También la guía de Orscon Scott Card sobre Cómo escribir ciencia ficción y fantasía. Más orientada hacia lo que se habla aquí.

¿Tienes algo que opinar sobre lo dicho? No dudes en dejar un comentario y si quieres estar al tanto de más artículos te invito a que te suscribas a mi lista de avisos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Carlos Pérez Casas

Carlos Pérez Casas nació en Zaragoza en 1989. Máster en Historia Contemporánea por la Universidad de Zaragoza. Es profesor, escritor y corrector ortotipográfico. Autor de dos novelas (El Señor es mi pastor y El alguacil) y, por el momento, fiel participante de NaNoWriMo.

2 pensamientos en “Hábitos de escritura: ideas, trabajo y apoyos

JESUS ALFREDO FERNANDEZ CRUZEscrito en  10:24 am - Nov 23, 2017

Hola, en primera debo felicitarte por tu blog. Escribes bien y se nota que sabes expresar tus ideas (no como un servidor).

¿Quisiera saber si este tipo de curso puede servirme para realización de novelas gráficas?.

¿Que opinas de las “nuevas” reglas de la RAE acerca de la tilde?

Segunda, tengo una libreta con ideas para varias historias pero no se que formato ocupar. Me gustaría poder hacer todo en animación o en cómic. Pero el tiempo requerido es excesivo y no se si mis ideas tengan el mismo impacto si estas se “leen” (novela) a si se “ven” (cómic o gráficos). Me encanta dibujar, de ahí que me cueste decidir el formato para presentar mis historias.

Fanático de Isacc Asimov (aunque he leído 3 novelas) pero sus cuentos cortos son lo que mas me engancho de él.

Un saludo desde México.

    Carlos Pérez CasasEscrito en  11:09 am - Nov 23, 2017

    Buenas, Jesús.

    No tengo experiencia con novelas gráficas, pero lo cierto es que el único cambio a grandes rasgos que le veo es que hay que cambiar las descripciones en prosa por imágenes igualmente poderosas. Todo lo demás (diálogos, personajes, etc.) puedes hacerlo como muestra esta guía. Especialmente en lo que se refiere a los personajes (no tienes que decir que James odia los gatos si pones una viñeta en la que patea un gato).

    Si por nuevas te refieres al “sólo” y las tildes en los demostrativos te diré que estoy cabreado, pero soy corrector de textos y debo adaptarme a ellas.

    Espero haberte ayudado.

Deja tu mensaje