Formar un grupo de escritores

✅ Sí, necesitas un grupo de escritores para escribir mejor (y más)

Una de las mejores decisiones en mi carrera literaria fue la unirme a un grupo de escritores. Mantener contacto a través de Twitter o la blogosfera está bien, pero el cara a cara con gente de tu mismo género literario puede ayudarte mucho a ganar tanto calidad como productividad. Tras ¿dos? años de experiencia con mi grupo de escritura ha llegado la hora de redactar este artículo.

La necesidad de ser parte de un grupo de escritores

Este es un consejo que deberías seguir en cuanto acabes de leer este artículo: busca un grupo de escritura. ¿Cuál es el objetivo de un grupo de escritores? Consultar dudas, ofrecer ayuda, aportar feedback sobre tus textos e intercambiar información concerniente al mundo editorial. Lo que de verdad implica es algo que necesitas como la lluvia: buenos hábitos de escritura.

Formar parte de un grupo de escritores te anima (te empuja, en algunos casos) a escribir. Y esa es la única forma de que termines tus novelas. La presión social de gente en tu misma situación hace que completes textos, que no pierdas el ritmo. Contribuye, en general, a que termines proyectos.

Lo digo desde la experiencia personal. Escribo más y mejor desde que estoy con mi gente.

¿Cómo funciona un grupo de escritores?

El objetivo es establecer amistades con inclinaciones hacia la escritura que se ayuden unos a otros hasta convertirse en profesionales. Cuando alguien del grupo despega como escritor, ayuda a los demás. De este modo todos se benefician y, poco a poco, se convierten en lo que quieren. Un grupo de escritura es una plataforma excelente en tu carrera de escritor. Os movéis en círculos similares, intercambiáis contactos sobre ilustradores de fantasía, correctores de textos, booktubers que puedan ayudaros a difundir vuestra novela, etc. Estáis uniendo fuerzas, después de todo.

Respecto a la escritura en sí. Todos los miembros del grupo ofrecen algún avance de su texto (un par de capítulos está bien) y juntos descubren cómo escribir fantasía y ciencia ficción. Además, estás obligado a escribir si no quieres que todos te lo echen en cara. Y tú puedes vengarte cuando alguien se retrase.

Reglas para un grupo de escritura proactivo y eficaz

Aquí van algunos consejos para formar un grupo de escritores que sea exitoso y, además, te anime a seguir escribiendo. En concreto, te interesa conocer cuál debería ser el papel de los críticos en nuestro grupos de escritura. ¿Qué deben hacer? ¿Cómo pueden ayudar al escritor a mejorar su obra? Algunas de las reglas más importantes son:

Buenos hábitos para criticar en tu grupo de escritores
A Sanderson no le gusta que le digas a un compañero cómo debe escribir
  • El crítico no es el autor. Cuando se encuentre algún fallo o rareza se debe indicar la reacción que se ha tenido. ¿Qué es lo que te ha extrañado? Eso sí, hay que evitar en lo posible indicar qué es lo que crees que debería pasar, menos aún tratar de reescribir una obra ajena. Deja que el autor se ocupe de eso. Esta parte me aburre es suficiente, no le digas deberías hacer que los ninjas atacaran.
  • Los comentarios deben ser proactivos. Es decir, no dicen un «me ha gustado» o «es guay». Explican por qué les ha gustado, qué les tiene confundidos y dónde aprecian errores argumentales. Hay que ser específico si se quiere ser útil. Este personaje me interesa y quiero saber qué hará con esa llave que tiene en su poder. No recuerdo qué era este lugar.
  • NO SEÑALAR FALTAS DE ORTOGRAFÍA O DE CONCORDANCIA DE GÉNERO Y NÚMERO. Resalto la importancia de este punto porque Sanderson afirmaba (y tenía razón) que los errores gramaticales terminarán por ser corregidas tras la corrección ortotipográfica. Lo importante aquí es escribir, no la gramática.
  • El autor del texto no puede participar en la conversación. Si el autor necesita defenderse y explicar lo que quería decir significa que no lo ha hecho bien. Además, defenderse puede llegar a condicionar la opinión de quienes critican su obra. El autor observa y aprende. Solo cuando el debate haya terminado puede hacer preguntas específicas sobre las observaciones.
  • No reescribas tu novela en base a los comentarios recibidos. Eso es un mal hábito de escritura. Guarda esos cambios que crees fundamentales para el cuarto borrador, la bestia negra. Ten en cuenta sus consejos, sí, pero tú sigue escribiendo la novela hasta que la termines. Porque eso es lo más importante.

Lo que de verdad ocurre en un grupo de escritores

Hasta aquí la teoría. Las normas. Ahora voy a explicar cómo funciona un grupo de escritura y cuáles son los logros obtenidos. Tenemos una carpeta en Drive, cada uno a nuestro nombre, donde vamos subiendo los capítulos conforme los escribimos. En un mundo ideal, esto sería cada semana. La verdad: cuando se puede.

Posteriormente los demás miembros abren esos archivos y van dejando comentarios adjuntos sobre algunas ideas o párrafos. En un mundo ideal, esto sería cada semana. La verdad: se suelen leer cuatro o cinco capítulos de golpe y se olvidan un tiempo de la novela. Esto, que en un principio me parecía perjudicial (se pierde el hilo de la historia) ha resultado beneficioso, puesto que tu grupo de escritores debe buscar inconsistencias en los fragmentos que lee, criticar toda la novela es algo que vendrá después.

El cara a cara del grupo de escritores

En algún momento, cuando los astros se alinean, quedamos para tomar unas cervezas, papas bravas y, con la boca llena, nos ponemos a rajar de los libros de los demás. Hay que aguantar las críticas porque son lo que te ayuda a mejorar. Pides sugerencias, las anotas en tu cuaderno de escritor y las añades a escenas posteriores. No reescribas. Aún.

Es en estos momentos cuando suele llegar la gran crítica sobre la estructura general, cuando cuatro opiniones se juntan y debes prestar atención a cuál creen ellos que es la trama de la novela. Todos estos fallos son los que deberás tener en cuenta a la hora de revisar el borrador de tu novela.

Dragonarios: los componentes de mi grupo de escritores

Dragonarios. Dragones literarios. Así es como se llama el grupo de escritores del que forma parte. Aunque, siendo honesto, al principio se llamaba «el primero que publique invita». Pero es un nombre menos épico. Dragonarios suena mejor.

Más o menos, somos de Zaragoza y eso es algo que importa ya que tenemos facilidades para quedar y discutir sobre libros y sobre quién no ha escrito o debería hacerlo más. Intercambiar opiniones online está muy bien, da la comodidad de trabajar desde el ordenador de casa; pero estos encuentros en persona son lo que da vidilla al grupo.

Además, somos amigos. Voy a presentarnos.

Lola Basavilbaso y Luis Constante

Los héroes se forjan con sangre, propia o ajena

Escriben juntos. Es algo que siempre me ha fascinado. Más aún que no sepas diferenciar quién ha escrito este párrafo o el otro. Algún día les engañaré para que te digan cómo escribir una novela a cuatro manos.

Su primer proyecto fue Erhis, la estrella se alza, una maravilla de fantasía épica que descubrí gracias a Goodreads y me demostró que se pueden escribir tropecientas páginas manteniendo la frescura. Tan buena fue esta novela que ganaron el Premio Caligrama. Esa fue su tarjeta de presentación.

Desde que están en el grupo hablan de continuar con una segunda novela de Erhis, pero el enorme trabajo de worldbuilding les pasa factura. De modo que se animaron a crear una novela independiente para aprovechar parte de esa construcción de mundo y nos han deleitado con Las estepas de Avok. Una novela de fantasía heroica, preciosa, llena de hermosas descripciones y un trepidante viaje a caballo por la interminable llanura donde los odemi realizan sacrificios de sangre. La recompensa al Premio Caligrama, con una portada preciosa.

A menudo han comentado que querrían escribir algo por separado, pero Erhis es un gran proyecto y todos queremos saber más de él.

Aquí os dejo la web de Erhis. De momento no se han hecho una de autores.

Maribel Abad

Maribel es de fantasía juvenil. Es probable que muchos la conozcáis ya que es muy activa en redes sociales y tiene tendencia a participar en mogollón de lecturas conjuntas. Y siempre sonríe. Cuando entró en el grupo tenía un proyecto de novela lleno de descripciones envolventes; muchos, muchos personajes; y la férrea voluntad de darle sentido a todo aquello. Pues bien, así ha sido.

En próximas fechas, creo que a principios de septiembre, Maribel publicará su primera novela, La constelación de los dragones, de la mano de la editorial Onyx. La portada es muy chula (en cuanto tenga una imagen decente os la enseño) y es la primera del grupo en publicar con editorial tradicional. Ahora le toca trabajar en nuevos proyectos. Mientras tanto, ¡esperamos verla en el Celsius!

Aquí os dejo la web de Maribel Abad.

Carlos Pérez Casas

Ese soy yo. El único que escribe activamente novelas de ciencia ficción, e imagino que los demás han terminado influyendo sobre mí ya que ahora jugueteo con la fantasía. No me quejo. También me encanta.

Portada de El Cirujano. Una novela de fantasía y ciencia ficción sobre ingeniería genética

Lo importante es que he aprendido a buscar opiniones ajenas, especialmente las negativas, para ayudar a mejorar mi texto. También siento la presión cada vez que me dicen ¿no tienes un capítulo más? Esa, en concreto, es Lola. Sentir el látigo ayuda.

Respecto a proyectos acabados puedo decir que El Cirujano padeció las puñaladas de mi grupo de escritores. Tu protagonista es un poco estúpido, me dijeron, Inaya se lo come vivo. Así que quise solucionarlo, en lugar de «rebajar» a Inaya (eso hubiera sido lo fácil y erróneo) lo que hice fue mejorar a Gilberto. El resultado me deja satisfecho.

También he terminado varios borradores de Lágrimas de fuego, una novela de fantasía heroica que voy a presentar a alguna editorial en cuanto arregle el epílogo y un par de elementos de worldbuilding que no terminan de encajar en al historia (lo más sensato será borrarlos para otra ocasión).

También están Jorge y Borja

Jorge y Borja son los componentes menos activos del grupo de escritores. La vida real (ese mundo imaginario más allá de las teclas) los ha atrapado en sus redes. Es inevitable tener algún miembro así, a tu grupo de escritura también le ocurrirá de modo que no te preocupes. Pero siguen ahí dando apoyo en las presentaciones de libros o con consejos sobre qué les gusta y qué no sobre los textos que presentáis. A ver si en el futuro puedo hablaros más de ellos. ¡Látigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.