Balance mensual

Balance mensual nº5 (mayo de 2017)

Junio ya está aquí, para mi vergüenza. Entre oposiciones, trabajo y un curso de corrector de textos apenas he escrito nada. El balance mensual que ofrece mayo es el peor registrado (y, seguramente, también el no registrado) y espero que no se vuelva a repetir. Porque a este ritmo no se consigue nada.

Balance mensual mayo de 2017

Mucho planificar, mucho preparar, pero poco hacer en realidad. Así ha sido este mayo de locos en el que la vida real se me ha comido casi todo el tiempo. Ni blog, ni novela. En fin, habrá meses mejores.

Balance mensual de mayo de 2017

Las cifras esta vez son más bien escasas:

  • Artículos del blog: 3305 palabras. La reseña de Prisioneros del futuro, tercera entrega de La Amenaza treyana, y una entrada sobre cómo utilizar el punto de vista en una novela.
  • Sueños oscuros: 0 palabras. Ni una. Ni siquiera corregir ortografía o algo así (lo que no hago hasta tener un borrador muy avanzado). Alguna palabra suelta en lo que se refiere a planificación (recuerdo que uso Scrivener), pero nada dentro del texto.
  • NaNoWriMo 2017: lo único destacable de este mayo ha sido la escaleta para el NaNoWriMo de este año. Ya tengo la idea, las escenas planificadas y todo lo necesario para conseguir un año más las 50.000 palabras (que le darán un buen impulso a este balance, imagino). Es una novela autoconclusiva de fantasía heroica cuyo título provisional es Lágrimas de fuego. Habrá combates en galeras, tercios españoles, llamas olímpicas y un par de religiones muy interesantes.

Proyectos en marcha

  • Sueños oscuros: Creo que estoy rozando la terquedad con esta novela. La tengo planificada y sé lo que va a pasar en cada escena, pero siempre hay una razón u otra que me impide escribirla. Y quiero darle matarile antes de ponerme con cualquier otra cosa. Lo que hace que se me acumulen proyectos vírgenes.
  • Ciencia con ficción: Continúo con este proyecto y espero poder ofreceros algo de utilidad.
  • Cómo escribir fantasía y ciencia ficción: Este también sigue en marcha aunque creo que Sanderson me pondrá falta por ausencia, ya que lo tengo algo abandonado. Veamos si este mes hablo del sistema de ocho borradores y/o de worldbuilding.
  • Curso de corrector ortotipográfico: Uno de los responsables de que este mes haya escrito tan poco. Viendo cómo las faltas de ortografía se acumulan en mis proyectos (y en novelas que he leído aunque se me fueran los ojos a sus errores) he decidido tomar cartas en el asunto y mejorar mi capacidad para detectar fallos. Así en los próximos meses (y tras superar las pruebas y exámenes) podré ofrecer mis servicios como corrector de textos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.