• contacto@carlosperezcasas.com

Archivos de la etiquetas Becky Chambers

Lenguaje alienígena

A la hora de escribir ciencia ficción, hay ocasiones en las que los autores dan voz a un personaje que no es humano. Alienígena, máquina, deidad o criatura fantástica. Sin que importe la naturaleza exacta del personaje lo que sí es relevante es que no pertenece a la condición humana. Eso conlleva problemas de lenguaje. Hace poco tiempo, leí un artículo de Dalayn en el blog Más que veneno en el que hablaba de novelas de ciencia ficción que tienen como elemento central de la trama el lenguaje alienígena.

Interesante idea la del contacto extraterrestre. Más allá de la filosofía o lo que podamos aprender de nuevas formas de comunicación, se me plantea la duda de cómo reproducir ese lenguaje alienígena. Hay que hacerlo distinto. Extraño. Inhumano. Inmediatamente recordé un personaje llamado Tenok Pol, que aparece en el Ciclo de la Unión de Miguel Ángel Alonso Pulido, al que posteriormente os presentaré, y, a partir de él, se me ocurrieron otros más. Personajes que, cuando hablan, queda perfectamente claro que no son humanos. Exactamente lo que estoy buscando mostraros en este artículo.

Lenguaje alienígena: cómo escribirlo

Los diálogos de los personajes no humanos tienen que ser diferentes. No me refiero a crear un idioma extraño que puede llegar a ser una pesadilla gramatical; ese idioma solo requiere un arduo aprendizaje para dominarlo. Hablo del modo en el que hablan, el cómo se expresan, qué peculiaridades los caracterizan. Un alienígena puede ser capaz de comprender el lenguaje, de reproducirlo, incluso; pero es fisiológicamente distinto, y eso conlleva a que su forma de expresarse deba ser perceptiblemente diferente a la humana.

Tanto si vas a utilizar un idioma universal como si decides que algunos personajes son capaces de hablar esas extrañas lenguas, o si son los alienígenas quienes hablan la de los humanos, sería interesante que el lector tuviera claro, desde un primer momento, que quien habla no es de este planeta.

La tripulación de una nave: el Wayfarer

Dando alma a los oficios

En el artículo de hoy hablaremos sobre la tripulación que hay en una nave espacial. Las distintas secciones de las que hablé en mi artículo sobre cómo construir una nave espacial explicaban la utilidad de los espacios y, como te habrás dado cuenta, su descripción estaba orientada hacia naves de grandes poblaciones, incluso naves generacionales. Hoy lo simplificaremos un poco y nos centraremos en una nave de tripulación reducida. Para ello, nada mejor que un ejemplo, y como estoy comprometido con el proyecto Adopta una autora voy a hablaros, aquí y ahora, de la tripulación más rica, práctica y carismática que he conocido. Los chicos del Wayfarer, la nave de la saga Wayfarers de Becky Chambers.

La autora, Becky Chambers

El propósito de esta nave es la de fabricar “túneles” en el espacio que conecten dos puntos de forma casi instantánea, creando así rutas comerciales. No es que esto sea fundamental para explicar las funciones de la tripulación de la nave (porque Becky Chambers personificó una serie de trabajos que pueden ser considerados estándar en una nave espacial) pero sin duda aporta algo de información sobre qué tenía en mente la autora a la hora de elegir a los miembros de su tripulación. Una vez Chambers eligió su tipo de nave la pobló con personajes. Y el resultado es hermosamente maravilloso.

Becky Chambers: el universo de Wayfarers

Adiós al antropocentrismo

Esta es la primera entrada que hago para el proyecto Adopta una autora. En este artículo voy a intentar dos cosas. Primero y más importante, hablar del universo que Becky Chambers creó para su saga literaria Wayfarers, (cuyo primer libro es The Long Way to a Small Angry Planet). Segundo, utilizar lo que contiene para tratar de mejorar mis habilidades como escritor de ciencia ficción.

La autora, Becky Chambers

Es mucho lo que podemos aprender de lo que la imaginación de la autora plasmó en una novela y solo espero que no me deje nada importante. Esta preocupación se debe a que si bien hay momentos donde se nos explica el worldbuilding de la novela, sea a través de una conversación o directamente en la narrativa, hay muchos pequeños detalles que enriquecen el mundo que se mencionan como al descuido. Y, por lo tanto, es fácil que pasen desapercibidos. Becky Chambers hizo un gran trabajo al construir su universo.

Dado que esto no va a ser una reseña, sino un estudio del worldbuilding, es posible que revele algunos datos sobre el libro. Nunca serán partes esenciales de la trama, pues no es eso de lo que este artículo habla, sino características que enriquecen el mundo y que tal vez al lector le hubiera gustado descubrir por sí mismo. Dicho esto, empecemos a hablar sobre el universo que Becky Chambers ha creado.

Mejores novelas del 2016

Mis lecturas favoritas de este 2016

Estamos en 2017 y ha llegado el momento de confirmar cuáles han sido las mejores novelas del 2016. Cada una de estas novelas han sido reseñadas en mi blog pero les dedicaré un breve párrafo para explicar por qué han entrado en esta lista. Sin más preámbulo. Allá vamos.

1. The Long Way to a Small Angry Planet

¡Vencedora absoluta! De momento solo está en inglés. Pero es una de esas novelas que los amigos te dicen que tienes-que-leer. Puedo decir sin problemas que se ha convertido en una de mis novelas favoritas. Hasta tal punto que he elegido a su autora, Becky Chambers, para mi participación en el Adopta una autora. Esta novela nos muestra unos personajes carismáticos y optimistas en un universo donde la burocracia y el pesimismo son la normal general. Una novela influenciada por la serie Firefly sobre la libertad de acción, la búsqueda de sueños y lo maravilloso que puede ser formar una familia con los miembros de tu tripulación. Ciencia ficción cargada de conlfictos humanos, dilemas morales y  advertencias sobre la necesidad del ecologismo y la regulación de quienes juegan con vidas ajenas para hacer dinero. Reseña.

Adopta una autora: Becky Chambers

Una iniciativa para dar a conocer la escritura en femenino

A lo largo del año 2017 voy a formar parte del proyecto Adopta una autora. ¿En qué consiste? En dar a conocer la obra o el proceso creativo de una autora. No existe ninguna otra limitación en cuanto a género literario, fama, nacionalidad, si es una autora viva o no. Simplemente en femenino.

Se ofrecen distintas formas de participar en la iniciativa. Si tienes un canal de Youtube podrías hacer una videoreseña sobre alguna de sus novelas. Lo mismo es aplicable a los que tenemos blog; donde también puedes escribir contenido. Si no eres de esos o crees que no es lo tuyo también puedes colaborar ofreciéndote como redactor o ilustrador para la web oficial o todos los eventos que vayan surgiendo a lo largo del año. Creo que es una iniciativa a la que merece la pena dedicarle por lo menos un vistazo, y luego reflexionar sobre cuál es tu excusa para no participar.

Imagen: web de la autora

The Long Way To A Small Angry Planet

En el universo también cabe el optimismo

Es una gran novela. Es indispensable decirlo en primer lugar para que quede claro. The Long Way to a Small Angry Planet es una historia a la que sus personajes dan vida con sus actos, sus diálogos y su peculiar y siempre diferente visión de cómo son las cosas y cómo deberían ser. Un universo vivo.

The Long Way To A Small Angry Planet relata la vida de gente común con un trabajo muy particular: construir túneles que unan dos puntos de la Galaxia para que no sea necesario recorrer el espacio real entre esos dos lugares. En otras palabras: crean atajos. Estamos hablando de un sistema de viaje ultralumínico mediante agujeros de gusano. Se les contrata para construir un túnel a Hedra Ka, un planeta hasta hace poco en guerra que dispone de fácil acceso al ambi, el más valioso combustible del Universo. Un trabajo de alto nivel que requerirá a la tripulación del Wayfarer que den lo mejor de sí mismos.

Optimismo, ¡siempre!