• contacto@carlosperezcasas.com

Archivos de la etiquetas Brandon Sanderson

Escribir una escena (y combates)

Las escenas son las historias más pequeñas dentro de una novela. Una a una, hacen avanzar la historia y desarrollan a los personajes, al acabar deben dejar la historia en un punto diferente a cómo la recogieron. Por ello, deberían ser tratadas como diminutas tramas que deben quedar resueltas con la intención de que el lector se sienta satisfecho por esos minutos de tiempo que les ha dedicado. Así que a la hora de escribir una escena habrá que pensar en qué historia quieren contar, cuál es su conflicto y qué personajes habrá en ellas.

Sinopsis de las seis primeras escenas

Escribir una escena como una pequeña novela

En cierto modo, una escena es un pequeño conflicto que busca una resolución. Una mininovela. El resultado de esas dos o tres mil palabras debe ser el éxito o el fracaso de los planes del personaje o la obtención de nueva información que permita seguir avanzando. Al mismo tiempo, debe mostrar mundo, enriquecer el escenario y presentar nuevos personajes. Todo a la vez. Por eso es importante tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de planificar tus escenas.

Las más importantes tienen que ver con la información que vas a transmitir en la escena, lo que quieres contar. Después está el quién habla de ella y bajo qué circunstancias (escenario). Esto es algo que debes tener muy claro para que la escena sea A) relevante para la trama (no más paja, por favor) B) estructurada (sin cambios de vista o poca claridad sobre los implicados) y C) permita presentar tu worldbuilding. Seguro que hay más elementos a considerar a parte de estos tres, pero son un buen comienzo.

Conocer editores: cómo contactar con ellos

En el mundo editorial hay muchos personajes con los que te interesa trabar amistad. Conocer editores, agentes literarios, abogados y publicistas, así como artistas e incluso dueños de las compañías editoriales es algo que puede venirle muy bien a tu carrera literaria. Este artículo es una aproximación a todo lo que debes saber sobre el oficio de escritor que no está directamente relacionado con escribir novelas. Cómo conseguir que te publiquen, conocer editores para recibir la atención deseada y dónde adquirir la experiencia de los autores ya consagrados.

Todo esto parte de la experiencia de Sanderson con la industria americana, por lo que algunos de estos consejos pueden variar respecto a España u otros países. Sin embargo, es posible que el funcionamiento básico no cambie.

El mundo editorial: convenciones y editores

Este artículo se divide en dos secciones: convenciones y editores. Las convenciones sirven para ampliar tu red de conocidos dentro del mundo editorial. La segunda parte está dedicada a conocer editores y el mejor modo de aproximarse a ellos para que tu novela despierte su atención. Que es lo que quieres.

Puedes conocer editores en la Celsius 232. Fuente

Corregir el borrador de tu novela

Tu trabajo da sus frutos cuando escribes la palabra fin. Pero no has acabado, ni mucho menos. Eso que tienes es un primer borrador y es una mierda, puede que tenga buenas ideas, algún diálogo sagaz, pero no es algo que la gente debería leer. Ni tú quieres que lo lean. Porque antes de que vea la luz, de enseñársela a nadie, tienes que corregir el borrador de tu novela. Tu primer borrador está muy bien, aunque antes te haya dicho que no. Tiene sus cosas buenas porque son los sólidos cimientos en los que se basa tu próximo éxito. Pero, al igual que las casas, la gente quiere más que unos cimientos. Quiere paredes y quiere tejado, con una buena estética exterior. Lo mismo le sucede a tu novela, y todavía no lo tiene.

Necesitas corregir el borrador de tu novela

O-B-L-I-G-A-T-O-R-I-O. No me refiero únicamente a la corrección de textos que tarde o temprano todos hacemos. Eso es algo que ya deberías tener muy marcado a fuego si te has metido en el oficio de escribir. No, se trata de la corrección que arregla los puntos flojos de tu novela, concreta las descripciones de los escenarios y mejora todo en general. Todo. En otras palabras, lo que convierte tu historieta en una novela. Según Brandon Sanderson te convierte en un buen escritor cuando eres bueno revisando, por lo que insiste en la necesidad de aprender esta habilidad en las fases iniciales de tu carrera literaria.

El borrador de El alguacil, ya corregido

Worldbuilding (II): política, economía y cultura

He aquí la segunda parte de las lecciones de worldbuilding de estas clases sobre cómo escribir fantasía y ciencia ficción según Brandon Sanderson. El tema se está alargando un poco más de lo previsto, aunque esto no debería sorprenderte. El worldbuilding es lo que más nos gusta a quienes escribimos ciencia ficción o fantasía, así que nunca está de más tener algo de información extra que podamos utilizar, ¿no crees?

En el artículo anterior expuse sobre la geografía del mundo que vas a diseñar. Hoy toca hablar de aspectos más artificiales, como son la política, la tecnología y las religiones. También habrá un apartado dedicado a las leyes de la magia de Brandon Sanderson (aunque a estas alturas son bien conocidas) y he decidido incluir algunas anotaciones sobre folklore, un aspecto que suele esconderse o ignorarse.

El lado humano del worldbuilding

Este es el aspecto que más trabajamos quienes escribimos fantasía y ciencia ficción: la creación de sociedades imaginarias. Cierto es que nos influenciamos por civilizaciones que sí han existido (como ocurre con la omnipresente Inglaterra del siglo XIII) pero siempre es bueno que cojas algún aspecto de ellas y le des un giro atractivo, o le introduzcas algún elemento tecnológico. Todo sea por conseguir algo impactante.

Es hora de crear civilizaciones increíbles. Fuente

Puedes partir de una idea previa o no tener nada claro en absoluto, pero confío en que las pinceladas que aquí vas a ver sobre worldbuilding te ayuden en tu proceso de escritura. Para eso están. En este artículo voy a dar más rienda suelta a mis propias impresiones, aunque es cierto que seguiré las directrices de Sanderson, ya que quiero ofrecer mi propia visión sobre estos aspectos más humanos del worldbuilding y las posibilidades para la narrativa.

Aleación de Ley

Muchas veces al terminar una saga hemos querido más. De algún modo los finales que nos satisfacen pronto parecen huecos. Brandon Sanderson nos impresionó con la trilogía original de Nacidos de la Bruma y ha decidido sacar algunas ideas del cajón para ofrecernos Aleación de Ley, una novela de fantasía en la era de la Revolución Industrial. Como era de esperar, el autor ha sabido utilizar viejas ideas y combinarlas con algunas nuevas, creando una novela entretenida. Por desgracia, lo tiene crudo para sobrevivir a sus predecesoras.

Revólveres y magia. Fuente

Queriendo contar el qué pasó después

La trilogía original de Nacidos de la Bruma era sencillamente demasiado buena para dejarla en el pasado. Los incondicionales de esta saga son tantos que cualquier cosa publicada en relación con ella se vendería con facilidad. Por suerte, Sanderson no nos ha dado cualquier cosa. Si bien lo tiene difícil para seguir la estela El Héroe de las Eras hay muchas cosas en Aleación de Ley que alegrarán al lector. El autor norteamericano respeta su oficio y su cajón de ideas siempre guarda algo que merece la pena incluir.

Scadrial ha evolucionado a raíz de los acontecimientos de una época donde Vin, Kelsier y los demás son poco más que leyendas. El mundo ha seguido su rumbo después de los “apaños” que le hizo Sazed. Y ahora es un planeta perfectamente normal. Sin montes de ceniza ni brumas asesinas. Pero todavía hay héroes y villanos.

Worldbuilding (I): Geografía y poblaciones

Un personaje empieza en su pequeño pueblo medieval. Es un chico más, eso parece. Resulta que un mago le dice que es el Elegido. Se junta con un variopinto grupo de personajes estándar. En una taberna, por supuesto. Viven aventuras. Worldbuilding. Salvan al mundo. Y a la chica. Y el secundario cómico muere. Ahora es un héroe y le coronan rey de algún lado.

Los lectores han leído esa novela demasiadas veces. O, al menos, han visitado ese país de fantasía medieval con señores y campesinos. Es tiempo de cambios. Estos pueden producirse en la trama y en los personajes, desde luego. Pero como esto es fantasía y ciencia ficción quieres que tu novela se distinga de las demás. Es hora de salir de la Edad Media (o el Imperio Galáctico) como escenario y pensar en otra ambientación. Como escritor de fantasía y ciencia ficción debes buscar el equilibrio entre lo familiar y lo extraño, para que preparando el worldbuilding de tu novela no le des “más de lo mismo”.

Worldbuilding en una novela de fantasía o ciencia ficción

Sanderson afirma que lo más importante en la mayoría de las novelas son los personajes (especialmente en fantasía épica). Algunas veces, minoría, es la trama (ciencia ficción, principalmente). Pero nunca el worldbuilding, construcción de mundo, es lo más importante. Sin embargo, el worldbuilding es lo que diferencia a la fantasía y la ciencia ficción de los demás géneros. Es lo que lo hace único. Los lectores se adentran en la historia buscando un escenario espectacular, pero seguirán leyéndola gracias a la trama y los personajes. Así que el gran problema de los nuevos escritores es que sobrecargan su worldbuilding en busca del mundo más asombroso que puedan imaginar. En este artículo encontrarás unas nociones básicas sobre geografía y población, pero ten siempre presente que no debes sobrecargar la novela.

Vamos a construir nuestro mundo.

Cómo crear personajes según Brandon Sanderson

Los personajes son los conductores de tu novela. El lector conocerá la historia, el mundo y los giros de la trama a través de ellos. Serán sus compañeros de viaje. Y nadie quiere viajar con un aburrido. Tu trabajo es hacerles vivir, ser realistas y, por encima de todo, interesantes. Hay algo en ellos que les hace más relevantes que los meros figurantes, y hay que encontrar razones para ello.

Hoy toca crear personajes. Fuente

Por qué y cómo crear personajes carismáticos

Para que un personaje sea agradable al lector debe tener tres características principales: tienes similitudes con él (hombre común), ser alguien en quien te gustaría convertirte (superhombre) y son activos. Estos son los tres rasgos que un personaje debe tener. Siempre.

Una novela con buenos personajes y trama mediocre tiene muchas más probabilidades de éxito que una buena trama con personajes mediocres. Eso no es una excusa para ser mediocre en algún aspecto, pero en este artículo utilizaremos los consejos de Sanderson para no tener personajes mediocres.

Diseñar la trama de una novela

De acuerdo con Brandon Sanderson, un libro es un triángulo donde trama, personajes y escenario son sus esquinas. Hoy hablaré del primero de ellos porque es el punto de inicio de una novela. ¿De qué trata tu historia? Esa debería ser la primera pregunta. Por eso es muy importante saber cómo diseñar la trama de una novela. En este artículo encontrarás cómo generar tramas a partir de ideas y cuatro métodos para planificar una novela.

La reina murió no es una historia. La reina murió y el rey murió de pena sí es una historia.

Cómo diseñar la trama de una novela

A la hora de contar una historia hay que ir en busca del conflicto. Todo aquello que genere relaciones entre sucesos, lugares y personas y lleve a la formulación de preguntas. Hay que buscar intersecciones entre las tres esquinas en busca de un conflicto.

Conflicto entre trama, personaje y escenario

Una alumna preguntó por un ejemplo de conflicto entre trama y escenario. Es el más difícil de ver. Conflicto no significa enfrentamiento. Puede ser fricción. La trama de Nacidos de la Bruma versa sobre la victoria del Señor Oscuro, así que el escenario se convierte en un lugar desolador donde llueve ceniza del cielo. Quiero ser el mejor espadachín del mundo pero soy de baja cuna y no me permiten participar en torneos (Destino de caballero). Debería funcionar.

La trama es lo que hace avanzar tu historia, capítulo a capítulo. Se debería poder resumir en una única oración.

El Señor de los Anillos: El poderoso anillo podría dominar el mundo y la única persona que puede destruirlo es un inexperto hobbit de pies peludos aficionado al té que no quiere ir a la tierra de los muertos pero debe hacerlo.

El Imperio final: Banda de ladrones quiere robar al Señor Oscuro para poder derrocarle.

El aliento de los dioses, de Brandon Sanderson

Hay algo en los libros de Brandon Sanderson que te permite identificarlos aunque te dieran solo el texto sin referencias sobre quién es el autor. Y es el cómo se presenta la magia. No hablo de cómo funciona o qué capacidades tiene, si no de qué ha hecho el mundo de ella. La ha normalizado. La masa social está al tanto de su presencia y no la considera un cuento de hadas, si no que es consciente de su existencia. De su poder. En El aliento de los dioses esa magia se ha elevado a la categoría de religión oficial.

Mi aliento al tuyo. Mi vida a la tuya.

Una religión hecha a imitación del mundo

La mayor grandeza de El aliento de los dioses es cómo la magia del mundo ha impregnado la sociedad hasta el punto de asumirla como algo cotidiano. O como aberración. Los practicantes de esta magia no se esconden, salvo cuando necesitan discreción, si no que exhiben su grandeza y alardean de ella. Obligando a la sociedad a que lo acepte. En algunos casos, a que se resigne por no poder imitarles.

Y así, la magia se extiende a la religión, al gobierno y a toda la sociedad de Halladreen. La ambientación es consecuencia de su presencia y todo aire de misticismo queda borrado de inmediato. Los sacerdotes más importantes son los que más alientos tienen, lo que implica las mejores posiciones en la sociedad, esto se extiende incluso a quienes no son eclesiásticos pero sí practicantes de magia. La escala social es bastante flexible y puedes ascender en función de tu número de alientos.

Los dioses de Halladreen son los Retornados, hombres y mujeres que murieron en circunstancias heroicas y han regresado a la vida. Sus fieles les agasajan y rinden pleitesía en espera de que un día entreguen su aliento divino, curando al bendecido. Una muy interesante oligarquía religiosa en la que los dioses son reales, lo cual facilita creer en ellos.

Subgéneros de fantasía y ciencia ficción

¿Por qué los subgéneros son tan importantes al escribir una novela?

¿Quieres que tu novela la lean niños, adolescentes o adultos? Escribe sobre lo que les interesa. En esta segunda entrega de cómo escribir fantasía y ciencia ficción voy a hablar de los subgéneros de la fantasía ya la ciencia ficción. Brandon Sanderson afirma que el género literario viene marcado por saber entender a tu público objetivo. Cada segmento de audiencia tiene unas necesidades o tabús concretos que debes comprender a la hora escribir tu novela. Y es muy importante que los conozcas. Especialmente si vas a escribir una novela para niños.

Dentro del mundo editorial existe cierta terminología que hay que aprender a utilizar. La más básica hace referencia a la longitud de la novela. Se mide en palabras, no en páginas. La cantidad de palabras por página varía en función del formato de la novela o del tamaño de la fuente en los libros electrónicos. Lo único que se mantiene firme es el número de palabras. Empieza a pensar en esa unidad.

Sanderson explicando los subgéneros de la fantasía. Fuente.

Después llega la categorización en subgéneros. ¿Por qué esto es importante? Porque determinará hacia qué mercado se va a orientar tu novela y qué clase de contenidos va a ofrecer. ¿Significa esto que tienes que seguir estas instrucciones? Rotundamente no. Brandon Sanderson trata de mostrar unas directrices a seguir a la hora de escribir tu novela, pero no reglas inviolables. Concerlas te perite saber cuál de esas normas quieres romper, y cómo hacerlo de un modo adecuado.