Un mes más que toca a su fin. Y toca hablar de lo cumplido e incumplido. Este es el balance mensual de marzo de 2018. Han sido unos días de mucho escribir (ya falta poco), de algún accidente informático y de empezar una nueva fase de aprendizaje como escritor emprendedor, como diría Ana González Duque. Quiero saber más de WordPress y SEO, a ver si empiezo a aumentar el puñetero tráfico de la web.

Balance mensual de marzo de 2018

Lo primero que habrás notado es que ha habido un cambio estético en la web. Es consecuencia de haberme apuntado al curso de WordPress para escritores de David Olier e iniciar mi aprendizaje en esto de montar páginas web. David me devolvió mi web tras haber sufrido una caída/hackeo/algo-así y me convenció de que incrementara la seguridad. Gracias a su curso espero poder mejorar tanto el manejo como la velocidad para que tengas una experiencia más fluida.

Lágrimas de fuego ha pegado otro salto importante y es más que probable que este mes termine el primer borrador e incluso el segundo borrador (el que se hace en caliente). Hasta ahora, las crítica recibidas por mi grupo de escritores han sido muy positivas y el ritmo al que lo leen es prueba de que les gusta. Sí, puedo sentir sus latigazos animándome a seguir escribiendo para darles varios capítulos a la semana. Pero eso me anima. Aquí están las cifras que lo demuestran:

  • Lágrimas de fuego: 20476 palabras. Han sido escenas de acción con mucho cliffhanger y algunas emotivas. Pese a que por fin ha salido el sol (en mi novela las noches pueden durar hasta cinco días durante la Umbría) es la hora más oscura para los personajes. El cansancio y la sangre derramada pasan factura.
  • Artículos en el blog: 2321 palabras. Un único artículo sobre razones para no volver a escribir una novela. Allí hablé sobre mi experiencia con la titánica labor de revisión de El Señor es mi pastor.
  • Total: 22797 palabras.

Proyectos para abril

Abril va a ser un mes de informática y programación, por lo que se avecina duro. Sin embargo, no lo haría si no fuera necesario. La web tenía muchas carencias en estética y quiero darle un poco de mantenimiento. No obstante, no voy a olvidar la parte de escritor. Así que, por lo menos, terminaré mis proyectos actuales y no iniciaré otros hasta que mi página web haya mejorado considerablemente. Aquí va un adelanto de lo que pienso hacer:

  • Aburrida informática: A ver en qué acaba todo este experimento de toquetear con la web.
  • Primer y segundo borrador de Lágrimas de fuego: Además de darle el toque final, quiero empezar a escribir algunos artículos sobre esta novela de fantasía no medieval y lo que me animó a hacerla.
  • Ciencia con ficción: Quiero escribir un par de artículos sobre transhumanismo.
  • Colaboraciones con otros blogueros: Ya va siendo hora de hacer guestposting y pronto verás un artículo de Alejandro de Valentín sobre drogas, implantes y humanos mejorados. En su web se publicará una mía sobre cómo construir una colonia espacial.
  • Más contenido para lectores: después de hablar con Alejandro me di cuenta de que va siendo hora de hacer menos artículos para escritores (pero seguirá habiéndolos) y un poco más para lectores. Que tengo por ahí películas, libros y teorías para compartir con ellos.

Eso es todo. Veamos si puedo cumplir lo dicho.