El mundo real ataca de nuevo. Las oposiciones se han interpuesto en mi camino escritoril y correctil (aunque no debería haberlo hecho, lo sé). Los avances han sido escasos pero he logrado superar una escena difícil en extremo pero necesaria para dar comienzo al desenlace de Lágrimas de Fuego. Veamos qué más nos ha traído el balance mensual de febrero.

Balance mensual de enero de 2018

Balance mensual de febrero de 2018

Las cifras son estas:

  • Artículos del blog: 2508 palabras. Han sido los artículos sobre motores ultralumícos y la convocatoria de los Premios Café de Madrid al proyecto de novela.
  • Lágrimas de fuego: 5276 palabras. Está escrito aproximadamente el ochenta por ciento de la novela, y es posible (solo posible) que este marzo termine el primer borrador. Lo cual será importante para mi moral porque supondrá haber completado mi primera novela de fantasía.

Proyectos en marcha para enero

  • El Cirujano: La edición en papel se está resistiendo porque, según parece los colores oscuros de la portada no se llevan bien con la impresión en digital, y he tenido que recurrir a un experto para lograr un mayor contraste de colores. No quiero que la portada que te llegue a casa sea todo negro. La edición digital va bien y ya ha cosechado algunas buenas reseñas tanto en Amazon como en Goodreads. Y, si lo has leído, te recuerdo que una opinión allí e vendría muy bien para ganar visibilidad.
  • Lágrimas de fuego: El Valle de Lágrimas es un lugar de locura, y si bien son mis personajes los que lo están sufriendo al cruzarlo, no es menos cierto que hacer descripciones que resulten antinaturales y a la vez fluidas también me está pasando factura a mí. Con un ritmo muy ralentizado.