• contacto@carlosperezcasas.com

Archivos de la etiquetas James S.A. Corey

Mejores novelas del 2016

Mis lecturas favoritas de este 2016

Estamos en 2017 y ha llegado el momento de confirmar cuáles han sido las mejores novelas del 2016. Cada una de estas novelas han sido reseñadas en mi blog pero les dedicaré un breve párrafo para explicar por qué han entrado en esta lista. Sin más preámbulo. Allá vamos.

1. The Long Way to a Small Angry Planet

¡Vencedora absoluta! De momento solo está en inglés. Pero es una de esas novelas que los amigos te dicen que tienes-que-leer. Puedo decir sin problemas que se ha convertido en una de mis novelas favoritas. Hasta tal punto que he elegido a su autora, Becky Chambers, para mi participación en el Adopta una autora. Esta novela nos muestra unos personajes carismáticos y optimistas en un universo donde la burocracia y el pesimismo son la normal general. Una novela influenciada por la serie Firefly sobre la libertad de acción, la búsqueda de sueños y lo maravilloso que puede ser formar una familia con los miembros de tu tripulación. Ciencia ficción cargada de conlfictos humanos, dilemas morales y  advertencias sobre la necesidad del ecologismo y la regulación de quienes juegan con vidas ajenas para hacer dinero. Reseña.

La guerra de Calibán

Con altibajos en sus personajes, y circunvalando

La Guerra de Calibán, la segunda entrega de la saga de The Expanse es exactamente eso: una continuación. Pese a que logra subsanar algunos de los errores de la primera entrega comete algunos nuevos e insiste en uno de los viejos. En La Guerra de Calibán el conflicto evoluciona con la aparición de una nueva amenaza en forma de monstruo/supersoldado que nadie está seguro de qué lado está. El lugar y el momento de su aparición está claramente asociado a una conspiración, ya que el mayor centro de producción alimenticio de los planetas exteriores, Ganímede, queda destruido como consecuencia de su aparición y la ruptura de hostilidades entre Tierra y Marte.

Con este elemento de alta política de fondo, asistiremos a los desesperados intentos de un padre por recuperar a su hija, una niña afectada de una enfermedad que parece ser fundamental para aquellos que centran sus siniestras investigaciones en averiguar qué es y cómo puede utilizar la protomolécula alienígena. Y luego esta Venus, claro, ese planeta cuya estructura está cambiando tras el impacto de Eros sobre su superficie. Pinta bien, ¿no?

Todo el mundo es imbécil, menos los protas. Excepto Holden, él sí es idiota.

El despertar del Leviatán

El arte del cliffhanger

Tierra y Marte libran su propia guerra fría. El espacio es el campo de batalla. El Canterbury es un carguero que transporta hielo desde los anillos de Saturno al Cinturón de Asteroides, para satisfacer la creciente demanda de agua de sus habitantes. Pero cuando sus tripulantes respondan a la llamada de socorro de una nave cercana contemplarán con horror como naves indefensas comienzan a ser atacadas por un enemigo invisible. La Guerra Fría ha terminado, hay un nuevo enemigo ahí fuera. El Leviatán.

El Universo estaba tranquilo con su miseria y ¡pum! Se convirtió en chocapic.

De cero a mil en ¡ya!

¡280 páginas seguidas de ritmo frenético! Luego baja el ritmo durante un tramo. Pero son 280 páginas que se leen a una velocidad increíble, con un uso y abuso del cliffhanger para mantener esa sensación de querer leer más y más rápido. ¡Y luego vuelve a subir! Este es un libro de acción trepidante con una agilidad de lectura que sorprende para un libro de su tamaño.No solo eso, sino que lo mantiene a lo largo del libro. Las pequeñas pausas que se producen parecen destinadas a relajar al lector antes de lanzarle de nuevo a semejante sprint de páginas. El despertar del Leviatán se lee rápido porque está concebido con cierto aire televisivo, como ha quedado demostrado por su adaptación en el canal SyFy.