• basadoenhechosimaginarios@hotmail.com

Category Archive: Reseña

El último deseo

Nunca he jugado a The Withcer, ni tengo planes de hacerlo en un futuro cercano, pero es imposible ignorar su existencia y, en el mundo literario, a su creador. Entre unas lecturas y otras me deambulaba por la cabeza de leer la saga del brujo cuando tuviera tiempo. Y resulta que en mi biblioteca municipal los tienen todos en perfecto estado. Ya no había más excusas para posponer su lectura. Así que cogí El último deseo y esta reseña refleja mis impresiones.

El último deseo de Andrzej Sapkowski

Soy un tipo peligroso y muy eficaz en lo mío

De monstruo en monstruo y cobro porque me toca

La premisa es que Geralt de Rivia es un cazador de monstruos y cobra por sus cabezas. Una especie de mercenario muy particular con gran talento y unas habilidades sobrehumanas que le hacen muy superior al soldado ordinario. Ideal para enfrentarse a criaturas y poderes malignos que la gente de a pie prefiere evitar. Y un imán para los problemas y las habladurías. Y es que alguien que escoge como profesión enfrentarse a lo peor de lo peor no es una persona con la que quieras entablar amistad.

Prisioneros del futuro

Continúan las aventuras de todopoderoso Chaka, Quehevi, Bárbara y el amplio abanico de secundarios. En Prisioneros del futuro el desesperado salto hiperlumínico para escapar del moribundo planeta Hades ha originado una brecha temporal que ha llevado a nuestros aventureros al futuro. Un futuro donde los treyanos están a un paso de conseguir la dominación sobre la Galaxia. Y eso no es lo peor, pues la IA conocida como Enjambre tiene sus propios planes. ¿Cómo salimos de esta angustiosa situación?

Prisioneros del futuro, de Miguel Ángel Alonso Pulido

¡Combates espaciales!

¿Dónde y cuándo está Chaka?

Prisioneros del futuro continúa donde lo dejamos en Proyecto Armagedón. Jugar con el espacio-tiempo puede tener consecuencias un tanto peculiares, especialmente cuando no te lo esperas. Así que, de repente, los personajes se encuentran atrapados en un futuro que no es precisamente alentador y harán todo lo posible por escapar de él; lo cual se presenta en dos vertientes. Chaka, Bárbara y los demás se encuentran ante la disyuntiva de ayudar a ganar una guerra ya perdida para dar un giro a los acontecimientos de ese futuro o limitarse a encontrar una forma de regresar a su propia línea temporal. ¿Altruismo o supervivencia?

Este dilema está muy bien representado en Bárbara, que se lleva el protagonismo de la novela, pero hace desmerecer a otros personajes, especialmente Chaka, que, pese a notables participaciones, pierde su esencia granuja en esta novela y queda claramente apartado a un segundo plano (no lo negaré, es mi favorito).

El último argumento de los reyes

Violencia,venganza y, por encima de todo, oscuros personajes. Joe Abercrombie cierra su trilogía de la Primera Ley con su estilo propio. Este autor ha demostrado que nadie en sus libros tendrá una muerte tranquila. El que pueda se irá por la puerta grande o lo convertirán en picadillo para los perros. Esto es El último argumento de los reyes y aquí los grandiosos imperios están para padecer las calamidades de la guerra.

Portada de El último argumento de los reyes

Más fuego y más sangre

Un final propio de la Historia

Una curiosa sensación que me deja la lectura de El último argumento de los reyes es que tiene similitudes con el estudios de los hechos históricos. Toda la trilogía de La Primera Ley es la narración de unos eventos específicos de un proceso histórico no concluido. Me explico. La Primera Ley es como la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), has visto cómo empieza, como avanza y cómo termina. Pero sabes que la vida sigue en 1649. Joe Abercrombie hace un gran trabajo dejando semillas a lo largo de la novela que le permiten seguir ampliando su mundo. De este modo, toda la trilogía parece la novelización de unos hechos históricos de un mundo concreto, lo cual deja al autor un amplio margen para seguir trabajando este universo. Bravo por el autor.

El aliento de los dioses, de Brandon Sanderson

Hay algo en los libros de Brandon Sanderson que te permite identificarlos aunque te dieran solo el texto sin referencias sobre quién es el autor. Y es el cómo se presenta la magia. No hablo de cómo funciona o qué capacidades tiene, si no de qué ha hecho el mundo de ella. La ha normalizado. La masa social está al tanto de su presencia y no la considera un cuento de hadas, si no que es consciente de su existencia. De su poder. En El aliento de los dioses esa magia se ha elevado a la categoría de religión oficial.

El aliento de los dioses de Brandon Sanderson

Mi aliento al tuyo. Mi vida a la tuya.

Una religión hecha a imitación del mundo

La mayor grandeza de El aliento de los dioses es cómo la magia del mundo ha impregnado la sociedad hasta el punto de asumirla como algo cotidiano. O como aberración. Los practicantes de esta magia no se esconden, salvo cuando necesitan discreción, si no que exhiben su grandeza y alardean de ella. Obligando a la sociedad a que lo acepte. En algunos casos, a que se resigne por no poder imitarles.

Y así, la magia se extiende a la religión, al gobierno y a toda la sociedad de Halladreen. La ambientación es consecuencia de su presencia y todo aire de misticismo queda borrado de inmediato. Los sacerdotes más importantes son los que más alientos tienen, lo que implica las mejores posiciones en la sociedad, esto se extiende incluso a quienes no son eclesiásticos pero sí practicantes de magia. La escala social es bastante flexible y puedes ascender en función de tu número de alientos.

Los dioses de Halladreen son los Retornados, hombres y mujeres que murieron en circunstancias heroicas y han regresado a la vida. Sus fieles les agasajan y rinden pleitesía en espera de que un día entreguen su aliento divino, curando al bendecido. Una muy interesante oligarquía religiosa en la que los dioses son reales, lo cual facilita creer en ellos.

La piedad del Primero, de Pablo Bueno

Hombres siniestros para amenazas ocultas

En el seno de un poderoso imperio que representa a la única civilización digna de ese hombre se halla un peligro mortal: las brujas. Capaces de controlar la Voluntad como ningún otro son una amenaza herética para la religión de Thommen, dogma imperial. El Monasterio es el lugar donde se entrenan a los más leales servidores del Imperio: los árbitros, garantes de la justicia y la ley. Entre los mejores de ese selecto grupo surgen los inquisidores, funcionarios dotados de un poder casi ilimitado y conocedores de oscuros secretos con los que vencer a cualquier adversario. Incluidas las brujas. Este es el mundo de La Piedad del Primero

Portada de La Piedad del Primero

El título evoca a la dura prueba del primer Emperador, llamado el Piadoso, que tuvo que dar muerte a Thomen, hijo del Credor, para acabar con el sufrimiento que padeció a manos de las brujas.

Frankenstein, de Mary Shelley

Hay personajes que son de dominio público. Son tan conocidos y están tan presentes en la cultura de una sociedad que no tenemos ningún problema en ofrecer una opinión sobre ellos, sin ningún tipo de reparo o pensamiento sobre si estamos o no en lo cierto. ¿Acaso no lo sabemos todo sobre ellos? La lectura de Frankenstein me ha enseñado dos cosas que no sabía. En primer lugar, que su autora demuestra en estas páginas lo joven que era. Y, segundo, que el monstruo no fue creado con la energía de un rayo. ¿Eso te sorprende? A mí mucho. ¿No usó Frankenstein la electricidad en una alta torre siniestra para dar vida a su criatura? Pues parece que no fue así, el monstruo es el resultado de un proceso químico. ¿Qué fue de los rayos y las centellas?

Frankenstein, de Mary Shelley

¡Oh, engendro desdichado, que persigues a todos los que amo!

La verdadera historia de Victor Frankenstein

Aunque se englobe dentro de la ciencia ficción, Frankenstein es un drama. El único elemento de ciencia ficción es el instante, unos pocos párrafos, en los que Victor crea a la criatura. Después, la historia deriva en las consecuencias de sus actos y el peso que debe cargar el joven. La novela se convierte así en una danza entre criatura y creador donde la repugnancia que Frankenstein siente hacia su obra solo se ve ensombrecida por el terror que siente ante la maligna y cruel naturaleza del mosntruo.

Por lo que el argumento de la novela es el transcurso del tiempo y de la relación entre Frankenstein y su criatura. El entusiasmo, el arrepentimiento, la duda, la sospecha, el temor, la culpa, la cobardía y la tragedia.

El Terror, de Dan Simmons

El Terror puede serlo todo

Hoy toca hacer una reseña de El Terror, de Dan Simmons. Este autor es conocido por los Cantos de Hyperion, pero mientras los elimino de mi lista de pendientes os voy a dejar con una falsa reseña de El Terror. ¿Por qué falsa? Porque mientras pensaba qué escribir que hiciera un buen homenaje a esta novela (que va directa a mis favoritas) he encontrado una reseña de Brad, usuario de Goodreads, que es sencillamente perfecta.

El Terror, de Dan Simmons

Aislados en el hielo

¿De qué trata la novela de El Terror?

El Terror cuenta una versión (no tan) alternativa de la fallida expedición ártica de Sir John Franklin para buscar el Paso del Noroeste. Esta ruta de navegación por las heladas aguas árticas del norte de Canadá hacia Asia desde Gran Bretaña buscaba ahorrar a los buques mercantes el largo rodeo a través de América del Sur, o de África, para llegar a China y Japón. Sir John Franklin, queriendo alcanzar la gloria, reunió dos tripulaciones en el HMS Erebus y el HMS Terror para encontrar la legendaria ruta. Son muchas las expediciones que fracasaron antes que ellos, y muchos los que fracasarían después, pero ninguna de ellas resultó tan siniestra como esta. No es exactamente un SPOILER lo que voy a decir porque es información de dominio público pero nadie regresó con vida. Dan Simmons ha querido convertir una novela histórica en una de horror, algo aparentemente sencillo gracias a los ingredientes. Y ha hecho un trabajo magnífico. No queda nada más que decir por mi parte, os dejo con la reseña de Brad.

Luna nueva, de Ian McDonald

La Luna quiere matarte

Esa era la premisa con la que nos vendieron la novela de Luna. Que no estabas a salvo en nuestro satélite. Asfixia. Descompresión. Hambre. Pobreza. Son muchas las formas de morir en la Luna. Es más, también nos dijeron que era como Juego de Tronos, por lo de las familias enfrentadas. Pero esto es Dune. La omnipresente paranoia y miedo al asesinato es algo que nos acompaña por toda la novela. Y los acuerdos no escritos sobre lo que se puede y no se puede hacer a la hora de matar recuerda mucho al Manual de los Asesinos que tanto temía Leto Atreides. Además, existe cierta admiración religiosa hacia este lugar muy similar al de Arrakis. ¿Por qué digo esto? Porque a mí Dune no me gustó demasiado y, sin embargo, toda la ambientación que ha hecho Ian McDonald me tiene fascinado.

Portada de Luna de Ian Mcdonald

La Luna quiere matarte. también quienes viven allí.

Caliban’s War

Con altibajos en sus personajes, y circunvalando

La segunda entrega de la saga de The Expanse es exactamente eso: una continuación. Pese a que logra subsanar algunos de los errores de la primera entrega comete algunos nuevos e insiste en uno de los viejos. En Caliban’s War el conflicto evoluciona con la aparición de una nueva amenaza en forma de monstruo/supersoldado que nadie está seguro de qué lado está. El lugar y el momento de su aparición está claramente asociado a una conspiración, ya que el mayor centro de producción alimenticio de los planetas exteriores, Ganímede, queda destruido como consecuencia de su aparición y la ruptura de hostilidades entre Tierra y Marte.

Con este elemento de alta política de fondo, asistiremos a los desesperados intentos de un padre por recuperar a su hija, una niña afectada de una enfermedad que parece ser fundamental para aquellos que centran sus siniestras investigaciones en averiguar qué es y cómo puede utilizar la protomolécula alienígena. Y luego esta Venus, claro, ese planeta cuya estructura está cambiando tras el impacto de Eros sobre su superficie. Pinta bien, ¿no?

Portada de Caliban's War

Todo el mundo es imbécil, menos los protas. Excepto Holden, él sí es idiota.

Antes de que los cuelguen

La guerra desde el puesto de mando

Retomamos lo que dejamos en La voz de las espadas. En esta segunda entrega de La Primera Ley se nos presenta la guerra vista desde una distancia insegura: el campo de batalla. Arriesgando la vida de los personajes pero sin situarlos frente a una muerte segura, Abercrombie nos entrega una buena butaca para ver cómo se dedica a destrozar el mundo que creó para sus novelas. En Antes de que los cuelguen habrá fuego. Mucho.

Abercrombie por fin nos presenta una historia hilvanada en torno a una línea argumental, algo que no parecía muy claro en su primera entrega. ¿Y qué mejor trama para una novela de fantasía oscura que una guerra? Mejor aún, dos. Y por qué no añadir, ya que estamos, una amenaza apocalíptica sobre este mundo. Al fin y al cabo, esto es Abercrombie: causar destrucción parece ser lo suyo.

 

Portada de Antes de que los cuelguen

Arde, Dagoska. ¡Arde!