Qué es el infodumping y cómo evitarlo

⇨ El jardinero y la criada: el infodumping más salvaje y cómo evitarlo

Estás leyendo una novela. Avanzas por sus primeras páginas para ver si te gusta y… ¡curso intensivo sobre cómo distinguir a la familia malos de la familia buenos! Su historia, sus miembros, ambiciones y aliados y enemigos. Es probable que esa información entre en el examen final de la novela, pues parece ser importante para la trama. Si no el autor no habría sido tan evidente, ¿no? Pues resulta que era su labor ser sutil, hacer de esa información una experiencia para el lector, no los apuntes del test. Ese bloque de información sin masticar se conoce como infodumping.

¿Qué es el infodumping?

Uno de los peores meteduras de pata de un escritor. Y, por desgracia, uno que pasa desapercibido para quien está frente al teclado. Es un problema para muchos escritores. Unas veces porque les da pereza arreglarlo, otras porque no consiguen encontrar una alternativa. Pero para los recién llegados el infodumping es un elemento cuya existencia desconocen. ¿Qué es el infodumping?

El infodumping se produce cuando el autor proporciona a los lectores información relevante sobre un personaje, el escenario o la trama de una manera poco sutil. A menudo aparece en un párrafo descriptivo o, peor aún, a través de un diálogo entre personajes que ya saben lo que el otro le comenta. Esto supone un obstáculo de información que el lector debe superar para continuar con la lectura.

Esto no sería preocupante (y no me molestaría en mencionarlo) si no fuera porque tiene un efecto pernicioso sobre tu novela: distrae al lector. Uno de los mayores halagos que puedes recibir en tu carrera como escritor es ver una reseña literaria donde digan «no podía dejar de leerla», «lo leí de un tirón», «las páginas volaban». Esto ocurre cuando el lector está inmerso en la lectura. Y las distracciones van a provocar todo lo contrario.

Cómo identificar este error: aburrimiento e historia

Otro bloque descriptivo es señal de aburrimiento.
El tercer bloque descriptivo en este capítulo… Fuente: TonnyTran en Unsplash

Es cierto que debes ofrecer datos cuando creas tus personajes literarios, describir el mundo que les rodea y explicar sus motivaciones, pero lo importante, como todo al escribir novelas, es hacerlo bien. Despacito y con buena letra. Por eso en este artículo me gustaría ofrecerte algunos consejos sobre cómo evitar el infodumping.

Una pista básica sobre cómo reconocer esta mala práctica. Si la información que ofreces no está ocurriendo en ese mismo momento es probable que sea infodumping. Ocurre cuando quieres remarcar hechos del pasado cuyos efectos todavía persisten (la caída de una dinastía, una política de inmigración, etc.) y no se te ocurre nada mejor que colocarlo en un párrafo en mitad de la escena.

Un segundo método para localizarlo es si esa parte de la novela es soporífera o te «anima» a leer en diagonal en busca de fragmentos más interesantes. Si es aburrido, es probable que sea infodumping. Y necesitas arreglarlo cuanto antes.

Tipos de infodump en tu novela

Es bastante habitual, especialmente en aquellos que queremos escribir fantasía y ciencia ficción utilizar el infodumping para mostrar cuán maravilloso es nuestro mundo imaginario. De modo que acudimos a lo fácil, y eso puede tener consecuencias nefastas para las reseñas en nuestra novela. Por ello voy a señalar los casos más comunes de infodumping y para qué los utilizamos. Empecemos con esto último, la clase de información que solemos revelar con torpeza:

Ahora que ya conoces a los sospechosos habituales, echa un vistazo a los formatos en los que suelen aparecer.

Curso intensivo de información relevante

El tipo de infodumping más habitual en los escritores noveles (y te lo digo yo, que trabajo de corrector de novelas). También un error que cometen los más expertos, al menos en su primer borrador. Consiste en usar largos párrafos descriptivos para explicar el famoso worldbuilding de tu novela. Estás escribiendo tu novela, necesitas explicar algo… así que lo haces. Y punto.

Este tipo de infodumping es muy fácil de identificar, lo cual tiene sus ventajas y desventajas. Por un lado, te permitirá saber que deberás pulir ese fragmento de tu novela. Por otro, es tan evidente que cualquier lector se dará cuenta, y su cerebro activará el mecanismo de escepticismo y defensa frente a esa inesperada clase magistral con elevado potencial de aburrirle. Así que… sí. Más te vale buscar estos fragmentos y arreglarlos.

El monólogo final del villano

Fuente: 10middletonp

Uno de los clásicos, especialmente en las películas. Por alguna extraña razón (ejem, explicar los cabos sueltos en el último instante) cuando el villano está a punto de alzarse con la victoria (con su espada sobre el cuello del protagonista o a punto de ser coronado emperador de un mundo colmena) decide revelar su malvado plan. Por supuesto. No vaya a ser que los lectores no hayan seguido las pistas adecuadamente…

Recuerda que Ozymandias sí explicó su plan maestro a los protagonistas. Pero treinta y cinco minutos después de haberlo completado. Lo cual ofreció tanto un magnífico desenlace como todo un giro de tuerca al cliché del villano explicando su plan. Mucho podemos aprender de Ozymandias como escritores.

Una de las soluciones más habituales al problema del infodumping es proporcionar esa información a través del diálogo de los personajes, para que quede más natural, dicen. No exactamente.

Verás, eso puede acarrear una situación terrible, que marca la torpeza del autor y transmite la impresión de que los personajes son idiotas. A menudo se conoce a esta mala práctica bajo el nombre de «Como bien sabes…» pero yo prefiero llamarla «el jardinero y la criada».

Back in the day, como dicen los angloparlantes, el teatro británico estaba lleno de obras que hacían referencia a la alta sociedad victoriana. Escándalos de lores y damas, con algún toque de novela romántica por en medio. Para colocar al público en contexto dos personajes, el jardinero y la criada, salían al escenario a compartir información.

—¿Sabías, Bob, que el señor ha comprado las colinas del oeste para abrir una mina de carbón y por eso hay tantos mineros sucios pisando tu jardín?
—Lo sé, Margaret, como también sé que le dijiste a la señora que tu hija ha sido aceptada en la escuela de mecanografía para cumplir su sueño de ser secretaria.
—Una gran noticia sí, como ese aumento de sueldo que nos prometieron hace ya dos años y por fin ha llegado.

¿Detectas el problema en este fragmento? ¡Ambos personajes están revelando información que ya conocen! Y el único propósito es que el público (los lectores) reciba esa información. Este es un claro ejemplo del infodumping más nocivo.

¿Cómo evitar el infodumping?

Una vez identificado el info dump es hora de solucionarlo. Esto es algo que no conseguirás de inmediato así que es innecesario que te esfuerces desde un primer momento. Es mejor si te centras en escribir y más adelante, durante la fase de revisión, arreglas este problema. No obstante, conviene que conozcas de antemano algunas de las medicinas disponibles.

Muchos de estos consejos ya aparecieron en mi artículo sobre cómo describir una escena, pero aquí los matizo para orientarlos específicamente hacia cómo combatir el infodumping.

1. ¿Es esa información necesaria?

Soy consciente de cuánta ilusión tienes en demostrar el esfuerzo que has invertido a la hora de construir un mundo de fantasía tu novela. En el famoso iceberg del worldbuilding, quieres que el mundo admire lo que ha quedado bajo las aguas. Pero debes preguntarte, ¿merece la pena revelar esa información al coste de reducir el entretenimiento del lector?

Esta es la pregunta más importante sobre el infodumping. Soy consciente de lo doloroso que puede ser eliminar ese fragmento. Pero quizá no sea el mejor momento de fardar lo mucho que has trabajado. Si eliminas esa información y el lector todavía entiende lo que está pasando significa que era innecesaria.

Ahora bien, no te preocupes por lo que has borrado. Siempre podrás recurrir a la sutilidad para integrarlo en el texto. O escribir un artículo en tu blog sobre ese aspecto concreto.

2. ¿Debe aparecer AHORA MISMO?

A veces necesitas explicar algo. Ningún problema. Pero entonces llega la pregunta de si es necesario en ese momento o si puede esperar. En caso de que sea fundamental para la escena entonces debes mantener la información, no hay duda en ese supuesto, tan solo deberás maquillarla un poco para hacerla más asequible.

Por otro lado, si puede esperar significa que ahora mismo solo es una decoración redundante. Será mejor reservarla para cuando pueda tener un mayor impacto sobre la lectura.

3. Busca la forma de integrarla en la escena o crea una ex profeso

Ahora que has determinado que esa información es necesaria, y que es necesaria en este momento, es tiempo de escribir. Conviene revisar tu texto y ver en qué lugar encaja mejor, tal vez modificando un par de párrafos para que encaje de forma natural. Dos o tres diálogos repartidos serían suficientes. Por ejemplo, un personaje recibe una herida y mientras le curan comenta otra que recibió durante la batalla-super-importante en la guerra-que-dio-origen-al-imperio. Esto es algo que Lola Basavilbaso y Luis Constante hicieron muy bien Las estepas de Avok. pequeños trazos de diálogo para ofrecer trasfondo histórico.

Otra forma de combatir el infodumping es introduciendo una escena (una buena escena, nada de relleno, que nos conocemos y serías capaz de hacer una escena irrelevante solo para meter infodump irrelevante) en la que esa información sea esencial para su conclusión. Esto, además, puede ayudarte durante el tramo central de tu novela, donde siempre es más difícil crear escenas que tengan fuerza.

4. Ni pereza ni «mañana lo haré»

Este es un extra que no pensaba incluir en el artículo, pero como lo conozco de primera mano voy a comentar al respecto. A veces el infodumping es hijo de la pereza. Primero lo usas porque estás en plena racha de escritura y no quieres detenerte para «arreglar problemillas». Perfecto. Es lo que deberías hacer. Seguir escribiendo.

Lo malo es cuando sabes que has hecho infodump. Y dónde, exactamente. Así que te dices que lo vas a arreglar y sucede alguno de estos inconvenientes.

  • Te da pereza.
  • No sabes cómo arreglarlo, reniegas de usar la creatividad…
  • Ya lo haré mañana.
  • Es más fácil ignorar el problema.
  • Te da pereza.

Por lo que el infodumping se queda donde estaba y tú avanzas a otros temas bajo el lema «mi novela es buena, ya me perdonarán los lectores ese pequeña torpeza». Bueno… a veces es así. A veces, no. Martin Scorsese usa muchísimo infodump (voz en off, letreros, etc.) pero a él se lo permiten. Es mejor que no te compares con él.

Ocasiones en las que el infodump es una práctica legítima

Por último, decir que, como todo en la literatura, las normas no son rígidas. De hecho, no debería haber «normas» pero el público solo es curioso a media jornada, y ciertas prácticas están mal vistas. Entre ellas el infodumping. Sin embargo, a veces es posible deslizarle un poco de información al lector sin meterse en problemas.

Si la información que quieres revelar se presenta en una o dos líneas no agotará al lector, que es lo que quieres evitar. Del mismo modo, si esa información se reparte a lo largo de varios párrafos la información se transmite poco a poco, sin perder el ritmo de lectura.

Narradores y géneros literarios con infodumping

Ciertos géneros literarios, como el humor o las novelas infantiles (quizá también juvenil, pero no siempre) admiten mayores dosis de infodumping por el tono más relajado en el que están escritos.

Entre los tipos de narrador de una novela, hay dos que permiten hacer un poco de infodump: la primera persona y el omnisciente. En el primer caso basta con que el personaje reflexione sobre esa información para que puedas a) revelar datos y b) desarrollar tu protagonista. Luego está el narrador omnisciente, muy difícil de ejecutar bien (solo Frank Herbert en Dune, que yo haya visto), pero que te deja manga ancha al explicar el mundo de tu novela.


Por lo que has llegado al final de este artículo, más largo de lo que me esperaba pero a veces necesitas un poco de infodumping para explicar el infodumping. Espero sinceramente que te ayude con este problemilla y me comentes si te ha servido, qué otras medidas adoptas para evitarlo… Eso es todo. ¡Nos vemos!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.